Viruela del mono en el mundo: ¿Cuál es la última evidencia disponible?

por | 1, Ago, 2022 | Infectología

7 minutos de lectura

153 vistas

Se publicó el 21 de julio en The NEJM: Virus monkeypox en humanos en 16 países – abril-junio 2022 (2), a cargo del SHARE-net Group, formado por investigadores de distintos países, con base en el Reino Unido. Analizan acá 582 casos de viruela del mono ocurridos fuera de África de abril a junio del 2022. Este es el mayor conjunto de casos estudiados fuera de África hasta el momento, y publicados en una revista con revisión por pares.

Evaluaron la transmisión, los factores de riesgo, la presentación clínica, y los resultados de la infección por la viruela símica en el mundo, ahora considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una emergencia para la salud pública global (2).

¿Qué sabíamos hasta el brote global actual?

El virus monkeypox es un Orthopox virus zoonótico relacionado con la viruela humana. Se detectó por primera vez en la República Democrática del Congo (antes Zaire). Se han reportado brotes esporádicos, fuera de África, típicamente a partir de contacto con su reservorio animal (principalmente roedores).

Todos estos brotes que datan de África tuvieron una diseminación secundaria limitada, con una transmisión humano a humano aparentemente deficiente.

Desde mayo del 2022 se reportaron miles de casos fuera de África, lo que encendió las alarmas de la comunidad internacional.

La transmisión del virus se da por gotas respiratorias grandes, contacto cercano con lesiones cutáneas y fómites contaminados. No hay evidencia clara de transmisión sexual a través del flujo vaginal o el semen. Se ha documentado la transmisión vertical (madre a feto).

La viruela de mono endémica conocida hasta ahora tiene una mortalidad del 1 al 10%.

Típicamente se inicia con fiebre y adenopatías, y sigue con una erupción con papilas múltiples, vesículas, y pústulas que luego se rompen, y dejan una úlcera que evoluciona a costra.

Las complicaciones son las infecciones bacterianas, la neumonía, la encefalitis y la queratitis. Los niños, las embarazadas y los inmunocomprometidos, principalmente las personas que viven con HIV, tienen más riesgo de complicaciones.

El brote mundial actual en humanos sugiere que se dieron cambios en los aspectos biológicos del virus, en los comportamientos humanos, o en ambos. Algunos factores que pueden favorecer son la caída de la protección dada por la vacuna contra la viruela, ya no usada desde la década del 80, la relajación de las medidas de prevención del Covid-19, la vuelta de los viajes internacionales, y las interacciones sexuales asociadas a grandes grupos.

El brote actual afecta desproporcionadamente a los hombres que tienen sexo con hombres, lo que sugiere la amplificación de la transmisión a partir de «redes» de contactos sexuales.

Distintos análisis sugieren que el virus ya ha estado circulando fuera de África en forma no detectada, antes del brote actual.

El estudio

Médicos de distintas naciones contribuyeron a una serie de casos para describir la presentación, el curso clínico y los resultados de las infecciones por el virus de la viruela del simio mono, confirmados por PCR.

Los resultados: ¿Qué encontraron?

Informaron 528 infecciones diagnosticadas entre el 27 de abril y el 24 de junio de 2022, en 16 países.

Características de los pacientes

  • El 98 % eran hombres homosexuales o bisexuales, el 75 % eran blancos, y el 41 % tenían infección por el virus de inmunodeficiencia humana (HIV). La mediana de edad fue de 38 años.
  • De los pacientes con HIV, el 96% estaban tomando tratamiento antirretroviral, y el 95% tenían menos de 50 copias por milímetro cúbico (es decir, tenían buen control de la enfermedad).
  • El 57% de los pacientes que no se conocían con HIV, estaban tomando profilaxis pre-exposición.
  • Se sospechó que la transmisión fue por contacto sexual en el 95% de las personas.
  • 56 pacientes, de los que eran mayores de 50 años (9% del total de la población), habían recibido la vacuna de la viruela humana.

Manifestaciones clínicas

El 95 % presentó una erupción en piel y mucosas:

  • 64 % tenía <10 lesiones.
  • 73 % tenía lesiones anogenitales (sitio más común).
  • 55% tenían lesiones en tronco, brazos y piernas.
  • 41 % tenía lesiones en las mucosas (54 pacientes tenían una sola lesión genital).
  • 10% tenían lesiones en palmas y manos.

Los síntomas sistémicos que precedieron a la erupción fueron:

  • Fiebre (62 %)
  • Letargo (41 %)
  • Mialgia (31 %)
  • Linfadenopatía (56%)

La presentación clínica fue similar en las personas con y sin HIV.

Se informaron infecciones de transmisión sexual concomitantes en 109 de 377 personas (29 %) que se sometieron a pruebas de detección de estas.

Entre las 23 personas con un historial claro de exposición, el período medio de incubación fue de 7 días (3 a 20 días).

Se detectó ADN del virus de la viruela del mono en 29 de los 32 pacientes en los que se analizó el semen (su presencia en este fluido no implica que esta sea la vía de transmisión, aunque es sugestivo).

Manejo de los pacientes

Se administró tratamiento antiviral al 5% del total de los pacientes (cidofovir o tecovirimat).

70 pacientes (13%) fueron hospitalizados. Los motivos de hospitalización fueron:

  • Manejo del dolor, en su mayoría por dolor anorrectal severo (21 pacientes)
  • Sobreinfección de tejidos blandos (18 pacientes)
  • Faringitis que limita la ingesta oral (5 pacientes)
  • Lesiones oculares (2 pacientes)
  • Lesión renal aguda (2 pacientes). – miocarditis (2 pacientes)
  • Solo para control de infecciones (13 pacientes)
  • No se reportaron muertes

Conclusiones: ¿Qué nos deja este estudio?

En esta serie de casos, la viruela del mono se manifestó con una variedad de hallazgos clínicos dermatológicos y sistémicos.

La identificación simultánea de casos fuera de las áreas donde la viruela del mono ha sido tradicionalmente endémica destaca la necesidad de una identificación y diagnóstico rápidos de los casos para contener una mayor propagación comunitaria.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This