Salud pública y testeos rápidos de antígenos SarsCov2

por | 1 Oct, 2021 | Diagnóstico, Pediatría | 0 Comentarios

4 minutos de lectura

18 vistas

Se publicó el 17 de abril del 2021 en The Lancet un Comentario de expertos de las universidades de Harvard, Liverpool y Oxford, Aclarando la evidencia sobre las pruebas rápidas de antígeno del SARS-CoV-2 en las respuestas de la salud pública al Covid-19, dónde analizan el rol de estos test a nivel poblacional, a raíz del uso masivo de un test de antígenos en el Reino Unido (Innova Lateral Flow), y los resultados publicados en relación a este.

Las pruebas de SARS-COV-2 son fundamentales para el tratamiento del Covid-19, y se han basado en la tecnología de la PCR. Está busca material genético a partir de hisopados de la nariz o garganta, y lo amplifica en 30 a 40 ciclos, duplicando en cada uno, lo que permite que incluso copias minúsculas, sean detectadas.

Es una potente prueba clínica, principalmente cuando el paciente está recién infectado. Los fragmentos de ARNm del SARS-CoV-2 pueden permanecer y ser detectados durante semana, una vez eliminando el virus Infeccioso, a menudo en gente sin síntomas, o sin exposición conocida.

La PCR, a nivel enfoque de salud pública, puede no ser la prueba ideal. Los individuos post-infección pueden dar positivos una mediana de 22 a 33 días por PCR, pese a que se sabe que contagia durante 4-8 días, y raramente más allá del día 9 de la fecha de inicio de síntomas, desde los 2 días previos a esta (es por esto que el aislamiento es de 10 día desde el primer síntoma de Covid-19).

El 50-75% de las veces que un individuo tiene una PCR positiva, es posible que ya no contagie. Las pruebas rápidas de antígeno para SARS-COV-2 detectan proteínas virales. La técnica usada es la prueba de flujo lateral (Lateral Flow Test, LFT). Los resultados se obtienen en minutos, versus 1-2 días de los resultados de la PCR.

Una prueba de salud pública para detectar a alguien que contagie, se espera que tenga una sensibilidad del 30-40% (comparado con la PCR) cuando se testea una prueba aleatoria, de las personas sin síntomas, en un estado estacionario del brote. A medida que suben los casos, sube la sensibilidad (50-60% cuando el brote está en ascenso, versus 20-30% a medida que disminuyen las infecciones).

Las pruebas de antígenos son altamente sensibles para detectar virus infeccioso, y esta sensibilidad baja en las personas sin síntomas o sin exposición conocida. A menor Ct de la PCR, mayor sensibilidad del test de antígenos (esto quiere decir, a menor Ct, mayor carga viral).

En conclusión, las pruebas rápidas de antígenos, que detectan proteínas virales, son una importante herramienta de la salud pública, principalmente para detectar SARS-COV-2 en pacientes con síntomas, o con exposición conocida al virus, y pierden sensibilidad en personas sin síntomas o sin exposición conocida, siempre en comparación al gold standard, la PCR. Son rápidas y económicas, y su rendimiento varía según la etapa de la pandemia en que uno se encuentra.

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Encontrá más información!

Seguinos en Redes!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Novedades

Pin It on Pinterest

Share This