Viruela del mono: ¿Qué sabemos de la enfermedad en animales?

por | 23, Ago, 2022 | Infectología

8 minutos de lectura

207 vistas

Viruela del mono: ¿Qué sabemos de la enfermedad en animales? Revisamos en INFOMED la página del CDC de los Estados Unidos, y una reciente publicación de The Lancet, a raíz del primer caso de contagio de un animal doméstico fuera de África, por parte de un humano.

PUNTOS CLAVE

  • La viruela del mono es una enfermedad zoonótica. Esto quiere decir que puede propagarse entre animales y humanos.
  • Hasta el 10 de agosto, no se había reportado la transmisión de la viruela del mono de un humano, a un animal.

  • Se publicaron en The Lancet los resultados de una investigación. Documentaron en Francia el primer caso de transmisión de la viruela del mono de un humano, a un perro.

  • El perro, no solo contrajo el virus, sino que también tuvo síntomas de enfermedad.

  • Este caso plantea la necesidad de aislar a los individuos infectados del resto de las mascotas y animales del hogar, mientras haya riesgo de transmisión.

Una zoonosis «fuera de casa»

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica. Esto quiere decir que puede propagarse entre animales y personas.

Es causada por el virus de la viruela del mono, un Orthopoxvirus. Si bien se desconoce el reservorio animal, se cree que los pequeños mamíferos (por ejemplo, ardillas de cuerda y sol, ratas de bolsa gigante, lirones africanos) mantienen el virus en los ambientes de África occidental y central. 

Las personas pueden infectarse con el virus a través del contacto directo con animales infectados, generalmente mientras cazan, atrapan y procesan los animales infectados, partes del cuerpo, o fluidos de animales.

Se está investigando la posibilidad de transmisión sexual, ya que el brote actual parece estar concentrado en hombres que tienen sexo con hombres, y se ha asociado con lesiones anales y genitales inesperadas. Por el momento no se considera como tal porque también puede transmitirse por otras vías, no sexuales.

Los pequeños mamíferos pueden portar el virus, a veces sin síntomas aparentes, mientras que los primates no humanos, pueden enfermarse de viruela del mono, y tener signos de enfermedad como los humanos. 

En 2003, se produjo un brote de viruela del simio en perros de las praderas domesticados, en los Estados Unidos, después de que compartieran lecho y jaulas con un envío de pequeños mamíferos infectados de África Occidental. Hubo a 47 casos humanos en 6 estados de los Estados Unidos.

Este tipo de casos, de propagación de animal a animal, y de animal a persona, demuestran la necesidad de reducir el riesgo de infecciones secundarias hacia y desde los animales aislando a las personas infectadas, así como a los animales expuestos e infectados.

El virus humano de la viruela del mono se está propagando en el mundo en el año 2022 entre personas que no han viajado a áreas endémicas.

El 23 de julio la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la viruela del simio como una emergencia de salud pública de importancia internacional (3).

Viruela del simio en los animales

El virus de la viruela del mono puede infectar a una amplia gama de especies de mamíferos, incluidos monos, osos hormigueros, erizos, perros de las praderas, ardillas, musarañas, y roedores, probablemente también infecte conejos. Todavía estamos aprendiendo qué especies de animales pueden contraer la viruela del mono.

Hasta el 10 de agosto, no hubo reportes de transmisión de la viruela del mono por parte de un humano, a un animal doméstico (ver «El primer caso de transmisión de un humano a un perro en el brote actual: un galgo italiano»).

No todos los animales pueden tener un sarpullido cuando tienen viruela del simio. Esto la hace más difícil se identificar.

Los animales infectados pueden transmitir el virus de la viruela del mono a las personas, y es posible que las personas infectadas puedan transmitir el virus de la viruela del mono a los animales a través del contacto cercano, que incluye caricias, abrazos, besos, lameduras, compartir áreas para dormir, y compartir alimentos.

El virus de la viruela del simio se puede encontrar en las lesiones en piel (costras, fluidos), y fluidos corporales, incluidas las secreciones respiratorias, y potencialmente en la orina y materia fecal.

El primer caso de transmisión de un humano un perro: un galgo italiano

Se publicó el 10 de agosto, en The Lancet (2), el primer caso de un perro con infección confirmada por el virus de la viruela del simio, que podría haberse adquirido a través de la transmisión humana.

2 hombres, que tienen sexo con hombres, consultaron a un hospital, en París, Francia, el 10 de junio de 2022. Ambos adultos jóvenes, de 27 y 44 años, viven con HIV, con buen control de la enfermedad. Ambos tienen relaciones con otras parejas sexuales, y viven bajo el mismo techo.

Los hombres habían presentado una úlcera anal 6 días después de tener relaciones sexuales con otras parejas. Esta ulceración anal fue seguida de una erupción vesiculopustulosa en la cara, las orejas y las piernas en uno de ellos, y en las piernas y la espalda, en el otro. El exantema se asoció con astenia, cefalea y fiebre 4 días después.

Se ve acá como el inicio fue con pocas lesiones, y los síntomas sistémicos, se dieron después de la erupción, distinto a lo que sabíamos de la viruela del mono hasta el 2022 (4).

El diagnóstico de confirmación fue por PCR de muestras de piel, orofaringe y muestras anales.

A los 12 días del inicio de los síntomas, su galgo italiano macho, de 4 años de edad y sin antecedentes médicos previos, presentó lesiones en piel y mucosas, incluyendo pústulas en el abdomen y una ulceración final anal. El perro dio positivo para el virus de la viruela del simio mediante el uso de un protocolo de PCR, de muestras obtenidas tras raspar las lesiones de la piel, y frotar el ano y la cavidad oral con un hisopo.

Las secuencias del ADN del virus de encontrado en el perro y en uno de los pacientes confirmó que ambas muestras contenían virus del clado hMPXV-1, linaje B.1, el mismo que se ha estado propagando en países no endémicos desde abril de 2022.

Los hombres informaron que dormían juntos con su perro. Habían tenido cuidado de evitar que su perro entrara en contacto con otras mascotas, o humanos desde el inicio de sus propios síntomas (es decir, 13 días antes de que el perro comenzara a presentar manifestaciones cutáneas).

En los países endémicos, solo se ha encontrado que los animales salvajes (roedores y primates) portan el virus de la viruela del simio, sin embargo, en los Estados Unidos, se ha descrito la transmisión del virus de la viruela del simio en perros de las praderas, y en primates en cautiverio en Europa, que estuvieron en contacto con animales infectados importados.

Esta es la primera vez que se informa la infección entre animales domésticos, como perros y gatos, a partir de un humano. Además, esta infección fue con síntomas.

¿Qué nos deja el reporte del caso italiano?

La posibilidad de transmisión de virus de la viruela del mono de animales a humanos, sugiere la necesidad de aislar a las mascotas de las personas positivas al virus.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This