Rinovirus: ¿Por qué son más frecuentes los resfríos cuando baja la temperatura?

por | 21, Ene, 2023 | Infectología

7 minutos de lectura

40 vistas

Una investigación de la Universidad de Yale, analizó los efectos de la temperatura sobre la replicación del virus del resfrío común, así como de la respuesta inmune al mismo. Por qué le va mejor en las fosas nasales que en el pulmón (1). Lo revisamos en INFOMED.

PUNTOS CLAVE

  • Un grupo de investigadores de la Universidad de Yale analizó por qué el rinovirus, la causa más frecuente del resfrío común y de las exacerbaciones asmáticas (y una de las causas de enfermedad pulmonar en pacientes con enfermedad respiratoria crónica y niños pequeños), tiene preferencia por las fosas nasales.
  • Infectaron a ratones con un rinovirus especial para este animal, y analizaron la replicación viral, y la respuesta inmune innata antiviral (mediada por el interferón I, III, y distintos receptores y moléculas), a 33-35 grados centígrados (temperatura de la fosa nasal), y a 37 grados centígrados (temperatura a nivel del pulmón).
  • Encontraron que las células epiteliales del árbol respiratorio producen una mayor cantidad de moléculas y mediadores del sistema inmune innato, con el interferón y sus receptores a la cabeza, a 37 grados centígrados, comparado con una temperatura menor.
  • Esta mejor respuesta inmune a nivel pulmonar, depende de la temperatura.
  • Al usar células respiratorias modificadas genéricamente para fallar en las vías de los interferones, la replicación del rinovirus a 37 grados centígrados fue mucho mayor.
  • Esto quiere decir, que las bajas temperaturas ayudan a que se replique el virus, al menos en parte, porque disminuyen la respuesta antiviral del organismo.
  • Esto podría justificar en parte la mayor incidencia de infecciones por rinovirus en invierno, así como de las infecciones en verano en individuos expuestos durante muchas horas del día a fuente de frío artificiales, cómo los aires acondicionados.

Rinovirus: ¿un virus de los buenos?

El rinovirus es la causa más frecuente del resfrío común. Recientemente, fue identificado también como la causa más frecuente de exacerbación del asma, una enfermedad que afecta a 1 de cada 10 estadounidenses.

Además, es una causa cada vez más frecuente de enfermedad pulmonar, en pacientes con enfermedad respiratoria crónica, y en niños pequeños.

Cuando fue aislado por primera vez en cultivos en los años 60, se creía que el rinovirus causaba solo enfermedad a nivel de la nariz, dado que el virus se replicaba mejor en temperaturas más frías, cómo las que hay en la cavidad nasal (33-35 grados centígrados), comparado con el pulmón, con una temperatura más alta (37 grados centígrados).

Recientemente, se reconoció que el rinovirus es una importante causa de enfermedad en el pulmón, lo que nos obliga a estudiar mejor los mecanismos de replicación de este virus, a distintas temperaturas.

El nuevo estudio de la Universidad de Yale

Buscaron determinar, en ratones, si la mejor replicación del rinovirus en la cavidad nasal, al compararla con la que se da en el pulmón, depende solo de la temperatura, o si hay otro mecanismo, como una mejor respuesta inmune en la vía aérea baja.

Midieron distintos receptores y señales de la respuesta inmune innata contra los virus, mediada por interferón tipo I y III, y la replicación viral.

Los resultados: ¿qué encontraron en este estudio?

Utilizando un rinovirus adaptado para infectar ratones, descubrieron que las células epiteliales de las vías respiratorias, en las cuales se replica el rinovirus, generan una respuesta de defensa antiviral más sólida, a través de la secreción del RIG-I–like receptor (RLR)–dependent interferón (receptor similar a RIG-I dependiente de interferón), y con una mayor capacidad de respuesta al interferón, a la temperatura pulmonar, al compararlo con la temperatura de la cavidad nasal.

Es decir, en pulmón, a una mayor temperatura, las defensas contra el rinovirus, son más sólidas. Este puede ser uno de los mecanismos por los que se replica, y genera menos infección, en el pulmón.

Al probar al virus con células pulmonares con déficit genético para RLR o para el receptor de interferón tipo I (es decir, con fallas en la vía del interferón), a 37 grados, la replicación del virus fue mucho mayor.

Esto quiere decir que las bajas temperaturas pueden facilitar la replicación del rinovirus al menos en parte, al disminuir la respuesta antiviral de la mucosa. En otras palabras, la respuesta inmune innata de las células de la vía aérea contra el virus del resfrío común, depende de la temperatura (a mayor temperatura, mayor respuesta inmune).

Estos hallazgos demuestran que, en las células de las vías respiratorias del ratón, el rinovirus se replica preferentemente a la temperatura de la cavidad nasal, debido, en parte, a una respuesta de defensa antiviral menos eficiente de las células infectadas a temperaturas más bajas.

El IFN de tipo I recombinante también estimuló una respuesta inmune más robusta a 37 °C que a 33 °C.

Las conclusiones: ¿qué nos deja este estudio?

Un grupo de la Universidad de Yale analizó por qué el rinovirus, la causa más frecuente del resfrío común y de las exacerbaciones asmáticas, y una de las causas de enfermedad pulmonar en pacientes con enfermedad respiratoria crónica y niños pequeños, tiene preferencia por las fosas nasales.

Los rinovirus replican mejor a una temperatura más baja, como la que hay en nariz que, en una temperatura más alta, como la que hay en el pulmón.

Infectaron a ratones con un rinovirus especial para este animal, y analizaron la replicación viral, y la respuesta inmune innata antiviral (mediada por el interferón I, III, y distintos receptores y moléculas), a 33-35 grados centígrados (temperatura de la fosa nasal), y a 37 grados centígrados (temperatura a nivel del pulmón).

Encontraron que las células epiteliales del árbol respiratorio producen una mayor cantidad de moléculas y mediadores del sistema inmune innato, con el interferón y sus receptores a la cabeza, a 37 grados centígrados, comparado con una temperatura menor. Esto explica en parte la menor replicación del virus a nivel pulmonar (replica menos porque hay una mejor respuesta inmune innata para frenarlo).

Esta mejor respuesta inmune a nivel pulmonar, depende de la temperatura. Al usar células respiratorias modificadas genéricamente para fallar en las vías de los interferones, la replicación del rinovirus a 37 grados centígrados fue mucho mayor.

Esto quiere decir, que las bajas temperaturas ayudan a que se replique el virus, al menos en parte, porque disminuyen la respuesta antiviral del organismo.

Esto podría justificar en parte la mayor incidencia de infecciones por rinovirus en invierno, así como de las infecciones en verano en individuos expuestos durante muchas horas del día a fuentes de frío artificiales, como los aires acondicionados.

Referencias

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

febrero 2023
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  

Pin It on Pinterest

Share This