Una forma sencilla de predecir el riesgo de falla renal aguda

por | 3, Dic, 2021 | Cardiología, Nefrología

5 minutos de lectura

27 vistas

Un nuevo score clínico permite predecir en forma sencilla el riesgo de falla renal aguda asociada al contraste

Autores: Estelle C. Nijssen, Joachim E. Wildberger.
Revista:The Lancet
Fecha de publicación: 15/11/2021

Introducción

Dada la cantidad de estudios con contraste que se realizan todos los días, la lesión renal aguda asociada al contraste es un tema importante. La identificación de la lesión renal causada por contraste es un desafío porque no está asociado a signos ni síntomas  específicos.

La lesión renal aguda asociada al contraste es un diagnóstico bioquímico indirecto que se basa en aumentos de la creatinina sérica pocos días después de la administración del medio de contraste. A pesar de estas incertidumbres, los estudios que han evaluado su asociación con el aumento de la morbilidad, las estadías hospitalarias más prolongadas y el riesgo de mortalidad son consistentes, especialmente en pacientes con enfermedad cardíaca.

No está claro si la relación es causal o casual, pero la suposición general es que la prevención de la lesión renal aguda asociada al contraste evitará los riesgos asociados de resultados adversos.

Métodos

Se incluyeron pacientes consecutivos a quienes se les realizó una ICP entre enero de 2012 y diciembre de 2020, con mediciones de creatinina antes y dentro de las 48 horas posteriores al procedimiento; excluyéndose a los pacientes en diálisis crónica.

Los pacientes tratados entre 2012 y 2017 formaron la cohorte de derivación y los tratados entre 2018 y 2020 formaron la cohorte de validación. El punto final primario fue la insuficiencia renal aguda (IRA) asociada al contraste. Los predictores independientes de IRA asociada al contraste se derivaron del análisis de regresión multivariable.

Por un lado se incluyeron sólo variables previas al procedimiento (modelo 1), mientras que en otro modelo se incluyeron variables del procedimiento (modelo 2). Asimismo, se evaluó el impacto de la IRA asociada al contraste sobre la mortalidad al año

Resultados

La cohorte de derivación consistió en 14.616 pacientes (edad media 66,2 años, 29,2% mujeres) y se incluyeron 5.606 en la cohorte de validación (edad media 67 años, 26,4% mujeres). La nefropatía asociada al contraste se produjo en el 4,3% de los pacientes.

Los predictores independientes en el Modelo 1 fueron: presentación clínica, tasa de filtración glomerular (TFGe), fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI), diabetes, hemoglobina, glucosa basal, insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) y edad.

Los predictores independientes en el Modelo 2 fueron: volumen de contraste, hemorragia periprocedimiento, ausencia de flujo o flujo lento después del procedimiento y anatomía compleja. La aparición de nefropatía por contraste en la cohorte de derivación aumentó gradualmente desde el más bajo al más alto de los cuatro grupos de puntuación de riesgo en ambos modelos (2,3% a 34,9% en el Modelo 1 y 2,0% a 38,8% en el Modelo 2).

La inclusión de variables de procedimiento en el modelo solo mejoró ligeramente la discriminación de la puntuación de riesgo (C-estadistics en la cohorte de derivación: 0,72 para el modelo 1 y 0,74 para el modelo 2; en la cohorte de validación, 0,84 para el modelo 1 y 0,86 para el modelo 2).

El riesgo de muerte a 1 año aumentó significativamente en pacientes con IRA asociada al contraste (10,2% frente a 2,5%; riesgo ajustado, 1,76; intervalo de confianza del 95%, 1,31-2,36; p = 0,0002).

Conclusiones

Un score de riesgo simple contemporáneo basado en variables fácilmente disponibles de pacientes sometidos a PCI puede discriminar con precisión el riesgo de IRA asociada al contraste, cuya aparición está fuertemente asociada con la tasa de mortalidad.

Comentarios

Las puntuaciones anteriores para predecir la lesión renal asociada al contraste se han visto limitadas por el bajo poder de discriminación. Para el estudio actual, los autores utilizaron datos de un registro de un solo centro para derivar y validar una puntuación utilizando ocho variables clínicas (edad, presentación clínica, TFGe, ICC, diabetes, hemoglobina, glucosa basal y FEVI) y cuatro variables de procedimiento (contraste volumen, sangrado durante el procedimiento, flujo coronario lento al finalizar y anatomía compleja).

El poder de discriminación general fue bueno sin cambios significativos cuando se agregaron las variables del procedimiento.

La lesión renal asociada al contraste predijo un aumento de la mortalidad a los 30 días, que persiste al año. Pudiendo detectar los pacientes con criterios de riesgo en forma temprana se podrán establecer estrategias de nefroprotección y así reducir el riesgo de lesión renal inducida por el contraste, mejorando los resultados clínicos.

Sobre el autor

Nicolás González

Nicolás González

AUTOR

Médico especialista en Cardiología. MN 126909 – Staff del servicio de cardiología y coordinador del área ambulatoria cardiológica del Sanatorio Finochietto. Ex jefe de residentes del Hospital Italiano de Buenos Aires. Miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología. Docente del curso de postgrado de cardiología UBA-SAC. Ex presidente de CONAREC.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This