Susceptibilidad para el Covid 19 grave

por | 17 May, 2021 | Post Covid, Variantes | 0 Comentarios

4 minutos de lectura

428 vistas

Ciertas variantes genéticas y autoanticuerpos que inhiben la inmunidad antiviral, están relacionados con el COVID-19 grave. Está es una publicación del 23 de octubre del 2020 de la revista Science.
Eric Topol, Editor en Jefe de Mescape, definiría el contenido de estos trabajos como un paso adelante en las investigaciones del SARS-CoV-2.

Susceptibilidad para el Covid-19 grave resume muy bien 2 publicaciones, presentes el mismo número de la revista, sobre las mutaciones genéticas en la vía del IFN tipo 1 (Zhang y colegas), y sobre la presencia de autoanticuerpos neutralizantes contra el IFN tipo 1 (Bastard y colegas), como posibles causas o factores de riesgo endógenos para desarrollar Covid-19 grave, lo que podría llevar, por un lado, a identificar precozmente los pacientes que van a desarrollar complicaciones y estar en riesgo de vida por un lado, así como a desarrollar y aplicar terapias individualizadas para estos pacientes, dentro del campo de la medicina de precisión.

Analizaron en sus trabajos a más de 1600 pacientes, en más de 15 países. Es sabido que la mayor mortalidad de la enfermedad por SARS-CoV-2 se dan en hombres y en personas mayores. El eje acá es la vía del IFN tipo 1 (l), crucial en la respuesta inmune innata a las infecciones virales, que abre el paso a la respuesta inmune adaptativa, naturalmente protectora contra el SARS-CoV-2, pero que en estados de pérdida de función o de sobreactivación (como sucede en enfermedades autoinmunes), lleva a cuadros potencialmente mortales, siendo la alteración de está vía un sello distintivo del Covid-19 grave.

Zang y colegas identificaron 13 genes defectuosos que codifican elementos de la vía del IFN tipo I, que llevan a una disminución en la actividad y de los niveles de citoquinas y proteínas de la misma, que explicaría en parte el desarrollo del Covid-19 grave. Bastard y colegas identificaron una serie de autoanticuerpos neutralizantes contra el IFN tipo I y su cascada de activación, presentes en el 13.7% de los pacientes con riesgo de vida, y que no están presentes en los pacientes asíntomáticos o solo en el 0.33 % de la población general no expuesta al SARS-CoV-2. La presencia de autoanticuerpos se correlacionó con niveles bajos de IFN alfa sérico. Notablemente, estos AC se identifican principalmente en hombres (94%), lo que podría explicar en parte la mayor mortalidad género dependiente en ciertas enfermedades.

Resta mucha investigación al respecto, como por ejemplo, por qué el Covid-19 grave es más frecuentes en hombres que en mujeres, cuando los fenómenos autoinmunitarios se dan con más frecuencia en el género femenino. No obstante, la mayor parte de los pacientes con Covid-19 prolongado, a los que se le atribuye en parte un componente de autoinmunidad, son mujeres.

El identificar estos factores de riesgos anticipadamente puede llevar a orientar terapias específicas, como el uso de IFN, así como a separar para la donación de plasma a los pacientes convalecientes que tengan positividad para estos autoanticuerpos.

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Encontrá más información!

Seguinos en Redes!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Novedades

Pin It on Pinterest

Share This