Nueva variante del coronavirus: ¿Qué se sabe de la variante Omicron, B.1.1.529 o variante de Botswana?

por | 26, Nov, 2021 | Variantes

5 minutos de lectura

1.348 vistas

África, al día de la fecha, cuenta con casi 9 millones de infecciones reportadas, y 222.000 muertes por coronavirus. En los últimos 10 días, las infecciones vienen aumentando día a día. Según los CDC africanos, el 9.52% de la población tiene al menos una dosis de vacuna, y el 6.48%, dos (1).

En este contexto, la inmunidad de la población depende de la otorgada por las infecciones previas, sumado a una muy baja tasa de vacunación, muy por debajo del objetivo de la OMS de tener más de un 40% de la población vacunada para fin del 2021 (2).

Botswana es un pequeño país de bajos ingresos, de más de 2.3 millones de habitantes, en el sur de África (3).

Se registró en las últimas semanas un aumento en el número de casos en la región, lo qué llamo la atención a la comunidad médica internacional, una situación que revisan el 25 de noviembre en la sección Noticias de Nature, en Una variante del coronavirus fuertemente mutada pone a los científicos en alerta.

Se identifico por primera este mes en Botswana, y apareció en un viajero de 36 años que llegó a Hong Kong desde Sudáfrica el 13 de noviembre, una nueva variante del SARS-CoV-2. También ha sido detectada en Bélgica.

Aún no sabemos si será una variante de preocupación o de interés.

Actualmente es conocida como B.1.1.529 (hoy 26/11/2021 la OMS la denominó «Omicron») (4). Acumula un gran número de mutaciones, 32 en total, centradas en la proteína S, incluídas las mutaciones propias de Delta. Está proteína es la llave con que el SARS-CoV-2 ingresa a las células, y es el blanco de la respuesta inmune adquirida por vacunas o infección.

Presenta las siguientes mutaciones:

– K417N y E484A, presentes en la variante Beta o sudafricana, lo que le permitió evadir a las vacunas.
– N440K, presente en Delta, y S477N, de la variante de Nueva York, relacionadas con el escape a los anticuerpos.
– P681H y N679K, que podrían hacerla aún más resistente a las vacuna existentes (5).

Muchos de estos cambios, también presentes en Delta y Alfa, se relacionan con una mayor infectividad y con la capacidad de evadir la respuesta de anticuerpos neutralizantes. Se desconocen aún las propiedades de está variante, como por ejemplo capacidad de evadir la respuesta inmune generada por las vacunas o por la infección previa.

También resta saber que importancia tiene está cepa para extenderse mundialmente, y provocar nuevas olas de infecciones. Se está investigando si produce una enfermedad más grave, o más leve.

Se detectó en datos de secuenciación genómica en Botswana, en 77 muestras. Las mutaciones que posee permiten que se detecte en pruebas de genotipado, mucho más rápidas que realizar una secuenciación genómica, lo que podría ser una ventaja en la vigilancia del genoma.

Los científicos plantean que el origen puede haber sido una infección prolongada en un individuo inmunocomprometido, como se vio por ejemplo en el surgimiento de la variante Alfa o británica (6).

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This