Interrupción de la anticoagulación oral en la fibrilación auricular y riesgo de accidente cerebrovascular isquémico

por | 18 Oct, 2021 | Cardiología | 0 Comentarios

5 minutos de lectura

239 vistas

Autores: Luis Alberto García Rodríguez , Lucía Cea Soriano, Stine Munk Hald, Jesper Hallas, Yanina Balabanova, Gunnar Brobert, Pareen Vora, Mike Sharma, David Gaist.
Revista: BMJ
Fecha de publicación: 11/12/2020

En este estudio de cohorte de caso-control se pone de manifiesto que aquellos pacientes con fibrilación auricular que suspenden la terapia con anticoagulantes orales tienen un aumento del doble o triple del riesgo de ACV comparado con aquellos que mantienen el tratamiento.

Introducción

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia cardiaca más frecuente que afecta aproximadamente al 2%/3% de la población. Se asocia con un riesgo de hasta cinco veces mayor de accidente cerebrovascular (ACV) en todas las edades. Aproximadamente un tercio de los eventos de ACV se atribuyen a FA, y estos pueden llevar a la muerte o a importante discapacidad.

Sin embargo, hay pruebas claras de que son prevenibles con anticoagulante oral (ACO). Los antagonistas de la vitamina K (AVK) reducen el riesgo de accidente cerebrovascular en alrededor de dos tercios comparado con controles, y los DOACs ofrecen beneficio con la ventaja de menor sangrado intracraneal. Sin embargo, la terapia debe ser continua sin interrupción para mantener este beneficio.

Los estudios observacionales indican que los pacientes con FA que interrumpen el tratamiento con ACO tienen aproximadamente un  riesgo de dos veces mayor de ACV/AIT luego del año de interrupción.

Este estudio se llevó a cabo con una gran cohorte de análisis de casos y controles, utilizando datos del Reino Unido y Dinamarca para evaluar asociaciones entre la interrupción de la ACO y el riesgo de ACV en pacientes con FA.

Resultados

Se incluyeron 76.882 pacientes del Reino Unido y 41.526 de Dinamarca. La edad media fue de 72,9 años (± 11,4). Los hombres representaron el 58,7% de la cohorte de estudio. Se identificaron 616 casos de ACV durante 114461 pacientes/año. La incidencia de ACV fue de 53,8 por 10000 personas-año. La edad media de los casos de ACV fue de 77,5 años (DE 9,2), siendo mayor la incidencia a mayor edad de los pacientes.

Interrupción (uso previo) de la terapia anticoagulante entre pacientes hospitalizados por ACV:

– Un 28,6% (176/615) de los casos de ACV no tenían prescripción de ACO previo al evento.

– Entre los casos de pacientes con ACV que alguna vez habían usado un ACO, el 31,2% de los casos habían suspendido el tratamiento anticoagulante antes de su hospitalización.

– Entre los casos que eran tratados con AVK, el 34% habían discontinuado el tratamiento, mientras que entre los casos de ACV que alguna vez se prescribió un DOAC, el 26,8% lo había interrumpido.

La interrupción de la ACO se asoció con un mayor riesgo de ACV.

Para cualquier tipo de ACO, el OR ajustado fue de 2,99 (IC del 95%: 2,31 a 3,86), para la interrupción de AVK el OR fue de 2,38 (IC del 95%: 1,72 a 3,30) y para la discontinuación de DOACs fue de 4,59 (IC del 95%: 2,97 a 7,08). La principal causa de interrupción del tratamiento con ACO fue el sangrado.

 Comentarios

Es de claro conocimiento médico que la mayoría de los pacientes con fibrilación auricular requieren terapia anticoagulante a largo plazo. Sin embargo la evidencia del mundo real demuestra que los niveles de interrupción de la ACO en esta población de pacientes son altos. Esto puede ser atribuido a una mala adherencia por parte de los pacientes o bien a un desconocimiento de los médicos.

La importancia de este estudio radica en que pudo poner en evidencia que los pacientes que descontinuaron la ACO tienen un aumento del doble o triple del riesgo de ACV comparado con aquellos que mantienen el tratamiento, independientemente de la clase de ACO elegida, tiempo desde la suspensión o duración de la misma.

Teniendo en cuenta que la principal causa de la interrupción del tratamiento fue el sangrado, se deben tener establecidos protocolos de manejo de dicha situación para evitar suspensiones prolongadas o innecesarias que puedan favorecer un ACV.

Por lo tanto, debemos fomentar la persistencia y la buena adherencia del tratamiento con ACO en pacientes con FA con riesgo aumentado de presentar un ACV.

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Encontrá más información!

Seguinos en Redes!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Novedades

Pin It on Pinterest

Share This