Cuarta dosis de vacuna Covid-19: efectos sobre el personal de salud

por | 18, Abr, 2022 | Tratamiento

6 minutos de lectura

1.301 vistas

Revisamos en InfoMed una reciente publicación de The NEJM, donde evaluaron el efecto de la cuarta dosis de vacuna Covid-19, en más de 1000 trabajadores de la salud.

Se publicaron el 7 de abril del 2022, en The NEJM, los resultados de una investigación israelí, de la que ya habíamos revisado comentado la pre-publicación (1), en Eficacia de la cuarta dosis de una vacuna Covid-19 basada en ARNm contra Ómicron (2).

La eficacia de la cuarta dosis de vacunas Covid-19 en individuos con inmunocompromiso moderado y severo, o en las poblaciones más vulnerables, cuenta con suficiente evidencia para recomendar su aplicación, con beneficios sustanciales (3,4).

En este caso, investigadores israelíes de Sheba Medical Center de Tel Aviv, y del Ministerio de Salud de Israel, llevaron adelante un ensayo clínico, no randomizado, de etiqueta abierta, para evaluar la inmunogenicidad y la seguridad de una cuarta dosis de una vacuna ARNm de vacuna Covid-19 (Pfizer-BioNTech o Modena), administrada 4 meses después de una tercera dosis de vacuna Covid-19 de Pfizer-BioNTech.

El personal de salud es un ejemplo de una población laboralmente activa, y mayormente adultos jóvenes, sanos o con comorbilidades controladas. La edad promedio de los participantes fue de 55 años.

El estudio

De 1050 trabajadores de salud elegibles enrolados, 154 recibieron una cuarta dosis de Pfizer-BioNTech, y 120 recibieron una cuarta dosis de Moderna.

Para cada paciente, se eligieron 2 individuos de edad similar para comparar de la cohorte, que no habían recibido una cuarta dosis, como control.

Se midieron los anticuerpos (AC) contra el dominio de unión al receptor del SARS-CoV-2 (RBD, receptor binding domain), con actividad neutralizante del virus.

Se evaluó también la seguridad, y mediante PCR seriadas, la eficacia de la cuarta dosis de la vacuna para prevenir las infecciones por Ómicron (ya que está era la variante identificada en casi el 100% de los aislamientos en ese momento).

Los resultados

Ambas vacunas ARNm versus el Covid-19 indujeron un aumento de los AC neutralizantes contra el SARS-CoV-2. Cada medida se aumentó en un factor de 9 y 10 (es decir, el valor aumento 9 y 10 veces), a valores de títulos que estaban ligeramente por encima de los alcanzados poco después de aplicar la tercera dosis de vacuna Covid-19, sin diferencia significativa entre las 2 vacunas.

En el grupo control (es decir, los que no recibieron la cuarta dosis), los títulos de AC continuaron descendiendo.

Ambas vacunas indujeron un aumento de los títulos de AC neutralizantes «en vivo» de la variante Ómicron (B.1.1.529) y de otras variantes de 10 veces (similar a la respuesta generada por la tercera dosis).

No hubo preocupaciones acerca de la seguridad (una segunda dosis de refuerzo, o cuarta dosis de vacuna Covid-19, fue segura).

Se evaluó también, mediante la realización de PCR seriadas en esta población, la eficacia de la vacuna para prevenir la infección por Ómicron:

  • 25% de los participantes en el grupo control se infectaron como Ómicron, versus 18.3% de los participantes que recibieron la cuarta dosis de Pfizer-BioNTech, y 20.7% de los que la recibieron de Moderna.

La eficacia de la cuarta dosis de vacuna contra la infección por SARS-CoV-2 fue del 30% para Pfizer-BioNTech, y del 11% para Moderna (esto se refiere a eficacia adicional por sobre la aportada por la tercera dosis).

La mayoría de los trabajadores de la salud infectados tuvo síntomas leves, pero la mayor parte tuvieron altas cagas virales en sus fosas nasales (umbrales de ciclo de la PCR, como una aproximación a la carga viral, de 25 o menos), con potencial capacidad de contagio.

La eficacia de la vacuna en en la prevención de la infección sintomática fue mayor (43% para Pfizer-BioNTech, y 31% para Moderna).

Las conclusiones

La cuarta dosis de una vacuna ARNm contra el Covid-19, en personal de salud, no aumentó los títulos de AC neutralizantes mucho más que la tercera dosis de vacuna, o primer refuerzo, en la mayoría de los receptores.

No hubo preocupaciones acerca de la seguridad (una segunda dosis de refuerzo, o cuarta dosis de vacuna Covid-19, fue segura).

La eficacia de la cuarta dosis de vacuna contra la infección por SARS-CoV-2 fue del 30% para Pfizer-BioNTech, y del 11% para Moderna. La cuarta dosis de vacuna Covid-19 basada en ARNm es inmunogenica, segura y en parte eficaz para prevenir la infección.

Una comparación entre el pico de AC generado por la tercera dosis, versus la cuarta dosis de vacuna Covid-19, no mostró diferencias sustanciales.

Esto quiere decir que quizás con la tercera dosis uno ya alcanzó el «techo de protección», y que las dosis adicionales (como la cuarta), en una población de adultos jóvenes, mayormente sanos, solo llevan los niveles de AC a los valores alcanzados con la tercera dosis, y que luego cayeron en el tiempo.

Se vio una baja eficacia de la cuarta dosis versus la tercera dosis para prevenir la infección, con el agregado de que, en los que se infectaron, las cargas virales de SARS-CoV-2 fueron elevadas, con el potencial riesgo de diseminación que esto trae.

No se evaluaron en este ensayo poblaciones de mayor edad, o vulnerables.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This