Covid-19, lo que sigue: »sopa de variantes» e imprevisibilidad

por | 2, Nov, 2022 | Variantes

7 minutos de lectura

154 vistas

Las variantes descendientes de Ómicron están proliferando en todo el mundo, y las mismas mutaciones aparecen una y otra vez, en un lado y en otro. Una reciente publicación de Nature (1) aborda el tema, y lo revisamos en INFOMED.

PUNTOS CLAVE

  • Todas las variantes circulantes en el mundo son Ómicron. De estas surgieron subvariantes en distintas partes del mundo.

  • La principal característica del SARS-CoV-2 circulante en la actualidad es el «enjambre o sopa» de variantes: distintas variantes de rápida diseminación, que comparten varias mutaciones, circulan y cocirculan en distintas partes del globo.

  • Los científicos pusieron especial atención en dos: BQ.1 y sus derivadas, hoy dominantes en Estados Unidos, y XBB, en camino a ser dominante en Asia.

  • Impresiona que XBB podría sacar ventaja por sobre BQ.1, principalmente por una serie de mutaciones en el segmento N-terminal de la proteína S, que le agrega capacidad de evasión de los anticuerpos neutralizantes.

  • Estas subvariantes hacen que la evolución de las nuevas olas de casos sea imprevisible. No obstante, el Covid-19 parece ser hoy una enfermedad más leve, y las nuevas olas probablemente no tengan nada que ver con las olas que vivimos en el pasado.

El Covid-19 es un virus que cambia permanentemente: muchas variantes desaparecen, y algunas, por sus características, proliferan. Desde el surgimiento de la variante Ómicron del SARS-CoV-2, todas las variantes circulantes son derivadas de esta.

A la situación epidemiológica actual algunos la llaman un «enjambre de variantes»; otros la llaman «sopa de variantes». Se llame como se llame, la cosecha actual de vástagos de la variante Ómicron, que esquivan la inmunidad, tiene una diversidad sin precedentes. 

Esta complejidad hace que sea más difícil predecir las próximas olas de infecciones. Incluso podría conducir a una «doble ola» en algunos lugares, ya que primero una, y luego otra variante, podría atacar a una población.

Pero, en medio del caos, están surgiendo patrones.  El «enjambre», ha permitido a los científicos a identificar un conjunto de mutaciones que evaden la inmunidad que impulsa la propagación de una variante.

A nivel mundial, han surgido algunas variantes de peso pesado que arrojan diferentes resultados, en diferentes regiones, al menos, hasta ahora.

En Europa, América del Norte, y África están creciendo subvariantes derivadas de Ómicron BQ.1. En Asia, Singapur, y Bangladesh e India, está creciendo una subvariante, Ómicron XBB.

Alguna de estas variantes va a dominar, pero con connotaciones mucho menos importantes, probablemente, que en el pasado.

En manos de una gran familia

Las variantes dominantes del pasado, como Alfa y Delta, pertenecen a otra rama del árbol.

Desde que surgió Ómicron en otra rama, todo lo que circula, pertenece a esta, incluyendo a BA.2, BA.4, y BA.5, dominantes todavía en muchos lugares. Actualmente, los científicos llevan identificadas al menos 12 variantes capaces de dominar.

Variantes en marcha…

Las variantes derivadas de Ómicron comparten una serie de mutaciones, la mayoría de estas, cambios de aminoácidos a nivel del sitio RBD, que es el punto principal de interacción de la proteína S del SARS-CoV-2, con su receptor en las células humanas (vendría a ser la «llave» del virus, que encastra en la «cerradura» de la célula humana).

Estos cambios ayudan a evadir la respuesta inmune del huésped, al bloquear el efecto de los anticuerpos neutralizantes, generados por las infecciones previas, y por la vacunación. Por qué convergen distintas variantes en mutaciones similares, en distintos lados del mundo, no se sabe.

Una séptima mutación en el sitio RBD de la proteína S, parece conducir a un crecimiento aún más rápido de las variantes que la portan.

La principal variante de «nivel 7» que los científicos están rastreando es XBB.  Este sublinaje es un híbrido, o recombinante, de 2 sublinajes Ómicron, ambos descendientes de BA.2.

Del enjambre de variantes, BQ.1.1 y XBB parecen estar subiendo hasta la cima:

  • La familia BQ.1 ya es dominante en Francia y es probable que genere olas de infección en Europa y América del Norte, a medida que estas regiones ingresan al invierno.  También es un ingrediente común de la sopa variante en Sudáfrica, Nigeria y otras partes de África. Además, esta semana llegó a ser la principal variante circulante en los Estados Unidos (2). En efecto, BQ.1 hoy representa el 14% de los casos nuevos, seguida de BQ.1.1 con el 13.1%.
  • XBB, por el contrario, parece probable que llegue a dominar las infecciones en Asia, donde recientemente provocó una ola de infecciones en Singapur. Los investigadores también están monitoreando los países donde BQ.1.1 y XBB están circulando juntas, para ver cuál se propaga más rápido. En Australia, hay algunos primeros indicios de que XBB está sacando ventaja. Los científicos sospechan que esta última va a ganar esta batalla.

La ventaja de XBB sobre la familia BQ.1 podría deberse en parte a cambios fuera de la secuencia RBD de la proteína S. Esta variante también tiene mutaciones en parte del genoma que codifica una región de la proteína S, llamada dominio N-terminal (NTD).

El sistema inmune también ataca esta parte de la proteína S con anticuerpos neutralizantes, y las personas que se han recuperado de las infecciones BA.2 y BA.5, desarrollan respuestas inmunitarias especialmente fuertes contra esta. BQ.1 también está sumando mutaciones en esta región. Al esquivar los anticuerpos dirigidos a esta región, XBB podría infectar a personas que son inmunes a BQ.1 y sus derivadas.

Covid-19 en a fines del 2022: ¿Una enfermedad más leve?

En un estudio preliminar no publicado aún, con 28 personas con infecciones por XBB, los investigadores encontraron que ninguno de ellos tuvo síntomas graves. En Bangladesh informan patrones similares. 

Singapur registró un pequeño aumento en las hospitalizaciones y muertes por Covid-19 durante su ola XBB, pero estos efectos graves, han sido menores que en olas anteriores.

Factores como la estacionalidad (es probable que el clima invernal del hemisferio norte impulse la circulación del SARS-CoV-2), las olas anteriores y la política sanitaria, muestran que la experiencia de Singapur podría no predecir lo que les espera a otros países. Probablemente, este no sea un modelo de lo que va a suceder.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This