Actualización del MSN: ¿Qué dicen la últimas recomendaciones oficiales para el manejo integrado del Covid-19 y otros virus respiratorios?

por | 15, Abr, 2022 | Políticas

15–16 minutos de lectura

570 vistas

Revisamos en InfoMed el último comunicado del Ministerio de Salud de la Nación, con las últimas recomendaciones. Cómo sigue la pandemia en nuestro país.

PUNTOS CLAVE

  • La población de la República Argentina tiene altas tasas de vacunación y de infección natural, lo que le aporta una elevada protección contra el SARS-CoV-2
  • En la actualidad, hay circulación de SARS-CoV-2, influenza, VSR o otros virus respiratorios.
  • Ómicron es la variante dominante: BA.2 representa el 93.6% de las muestras secuenciadas, BA.1 en 4.8% y BA.3, menos del 1%. BA.2 es 30% más transmisible que BA.1. la enfermedad por Ómicron, es menos grave que por Delta y las otras variantes. El 98% de los contagios se dan en los primeros 5 días de enfermedad, y más de la mitad, antes de tener síntomas.
  • Gracias a la vacunación, a las infecciones previas y a Ómicron, el Covid-19 hoy es menos grave.
  • Gran parte de la población es susceptible a otros virus respiratorios (ya que durante casi 2 años, no circularon).
  • El Ministerio de Salud de la Nación propone una estrategia de transición, dónde se va a integrar al Covid-19 con el manejo de otros cuadros respiratorios agudos de probable etiología viral.
  • A toda persona que cumpla con la definición de caso sospechoso de Covid-19, se le va a realizar un test de antígeno para SARS-CoV-2 (test rápido, ya no PCR). Adicionalmente, si cumple criterio de caso de Enfermedad Tipo Influenza (ETI), se le puede realizar, a casos SELECCIONADOS (o sea, no a todos), técnicas moleculares para SARS-CoV-2, influenza y VSR.
  • Se va a priorizar para el diagnóstico etiológico (es decir, hisopar) a las personas de 50 o más años, a las personas con factores de riesgo, o a las personas que forman parte de poblaciones especiales.
  • A todo los pacientes hospitalizados se le va a hacer una prueba diagnóstica para SARS-CoV-2, influenza, VSR y otros virus respiratorios. Si los internados son de menos de 5 años, se los va a estudiar para SARS-CoV-2 y otros virus respiratorios, por panel de inmunofluorescencia.
  • Los casos confirmados de Covid-19 siguen siendo un evento de denuncia obligatoria.
  • Los pacientes con Covid-19 confirmado, leve, o sin síntomas, en la comunidad, NO van a ir al trabajo, escuela, o actividades sociales durante al menos 5 días desde la fecha de inicio de síntomas, o desde el diagnóstico si no tuvo síntomas, o mientras tenga síntomas agudos. Además va a a completar 10 días se cuidados especiales.
  • El uso de barbijo se recomienda para espacios interiores, en momentos de alta circulación viral. Se mantiene además las recomendaciones de lavado de manos, ventilación de ambientes, y no acudir al trabajo, reuniones sociales, escuela mientas se tiene síntomas (es decir, con o sin Covid-19, si tiene síntomas, se tiene que quedar en su casa).
  • El manejo de los alumnos de las escuelas es el mismo que el de la población general.
  • Se va a medir el impacto de los virus en el sistema de salud (ocupación de camas).
  • El reporte de casos pasa a ser semanal (ya no más diario).

El Ministerio de Salud de la Nación publicó, con fecha de abril del 2022, Estrategia de vigilancia y control integral de Covid-19 y otras infecciones respiratorias agudas (1), un documento que va a hacer de guía en la etapa que sigue de la pandemia, en la que se aliviaron muchas de las restricciones adoptadas durante la pandemia, y en la que el SARS-CoV-2 no es más el único virus circulantes, desde hace algunos meses.

El objetivo principal de esta actualización es disminuir la morbilidad y la mortalidad del SARS-CoV-2 y de los otros virus respiratorios.

Además, tiene el objetivo de fortalecer el cumplimiento de las medidas de prevención, asegurar la protección de las poblaciones más vulnerables (diagnóstico precoz + atención oportuna + vacunación) y mantener una adecuada vigilancia epidemiológica para detectar a tiempo cambios en la situación, y actuar en consecuencia.

Situación epidemiológica en la Argentina

Argentina enfrentó 3 olas bien diferenciadas:

– Primera ola, impulsada por la variante original del SARS-CoV-2. Sin tratamientos ni vacunas, con toda la población vulnerable, se adoptaron duras medidas de prevención, para retrasar la diseminación, y expandir y preparar al sistema de salud.

– Segunda ola, a inicios del 2021, con las variantes Gamma (Manaos), y en menor medida Lambda (Andina). Se había comenzado la vacunación Covid-19. Se aplicaron las vacunas a las cuales se tuvo acceso, y se uso la estrategia de la «primera dosis», para cubrir a la mayor proporción de la población, en el menor tiempo.

En agosto del 2021, con Delta en el mundo, se establecieron medidas de fronteras, para retrasar su ingreso. Gracias a esta y otras circunstancias, Delta llegó en octubre del 2021 a ser la variante dominante en Argentina, que había ingresado en mayo del 2021 al país. La mortalidad y el número de casos por Delta, fueron bajos.

– Tercera ola, en diciembre del 2021, y a principios del 2022, impulsada por Ómicron. En el último mes, el 99.8% de las muestras secuenciadas en el mundo son Ómicron.

En relación a Ómicron, al 5 de abril, la subvariante BA.2 aumentó hasta representar el 93.6% de las muestras secuenciadas, BA.1 representa el 4.8% de estas, y BA.3, menos del 1%. A diferencia de otros países, acá BA.2 creció más lento. Esta es un 30% más transmisible que BA.1.

La mitad de los contagios de Ómicron se dan antes de tener síntomas, y casi ninguno más allá del día 5 de la fecha de inicio de síntomas (2%). Es por esto que medidas de control, como el aislamiento, y el rastreo de contactos, tienen menos efecto en esta etapa de la pandemia.

También Ómicron genera menos casos de enfermedad grave, y mortalidad, que las variantes anteriores.

Al ser más transmisible, generar un gran impacto en los sistemas de atención primaria, y un gran ausentismo laboral, pero no tanto impacto sobre el sistema hospitalario.

Esto se debe al gran avance de la vacunación, y a la población que alguna vez se infectó, además de la menor virulencia de esta variante. Es así que con 3 veces más casos que en olas previas, las tasas de mortalidad y de hospitalización fueron menores.
Aunque la efectividad de las vacunas para prevenir la enfermedad grave y muerte es alta, está es menor contra la infección por Ómicron. 3 dosis de vacuna restituyen la inmunidad a los valores de los ensayos originales de estas.

Además se sumó, a la circulación del SARS-CoV-2, la circulación del Virus Sincicial Respiratorio (VSR), y de influenza (2,3), a finales del 2021.

Por este contexto epidemiológico de menor circulación de SARS-CoV-2, con menor gravedad de la enfermedad, y el aumento de la circulación de otros virus, con la necesidad de atenderlos, es que se llevó adelante está actualización.

Hoy Argentina tiene una de las mayores coberturas de vacunación del mundo, y la población cuenta con alta protección contra la enfermedad grave (por infección previa, y por vacunas).

Figura 1: Distribución de variantes de SARS-CoV-2, casos fallecidos en Argentina y medidas sanitarias implementadas. 2021-2022.

Figura 2: Fallecidos por COVID-19 enero, febrero y marzo por 1.000.000 de habitantes según grupo de edad y estado de vacunación. Argentina.

Existe una población susceptible a otros virus, que hay que vigilar y atender, sobretodo ante la baja o nula circulación de estos durante los 2 primeros años de la pandemia. En esta etapa es también importante mantener altas tasas de vacunación Covid-19, antigripal y antineumococo.

¿Por qué se hace una actualización en la estrategia de manejo?

Estos son los puntos clave del por qué:

  • Hay alta cobertura de vacunación Covid-19, y gran parte de la población además cursó la enfermedad (inmunidad adquirida por la infección), y/o se vacunó (inmunidad adquirida por la vacunación).
  • Las variantes del SARS-CoV-2 circulantes son más transmisibles que la variante original.
  • La población es susceptible a otros virus respiratorios circulantes, que durante la pandemia no habían tenido actividad, o está había sido muy baja, principalmente en niños.
  • Hay cierta incertidumbre sobre el comportamiento del SARS-CoV-2 durante el año 2022 (nuevas variantes, nuevas olas, co-circulacion de distintos virus, etcétera).

¿Cómo continúa la vigilancia del Covid-19?

Se va a implementar una estrategia de transición, para integrar el manejo del Covid-19, con el manejo de otras enfermedades respiratorias agudas de probable origen viral, basada en estas 9 estrategias de vigilancia:

1. Vigilancia del SARS-CoV-2, influenza y otros virus respiratorios (OVR), en unidades de monitoreo ambulatorios (estos sería algo así como centros de hisopados).

A todas las personas con criterios de hisopado por casos sospechoso de Covid-19, se le va a hacer un TEST DE ANTÍGENO (es decir, a todo caso sospechoso de Covid-19, que tenga criterio de hacer una prueba, se le va a hacer de ahora en más, un test rápido).

Adicionalmente, si cumplen la definición de caso de Enfermedad Tipo Influenza (ETI), se le va a realizar un muestreo sistemático para ser estudiado por técnicas moleculares (PCR) para SARS-CoV-2, influenza y VSR. Esto no se le va a hacer a todos los casos. Solo se le va a hacer a casos seleccionados, qué se van a derivar a un laboratorio designado de la red de laboratorios de Influenza y OVR.

2. Vigilancia universal de los casos confirmados de Covid-19 (esto implica seguir registrando los casos confirmados).
El Covid-19 sigue siendo un evento de notificación obligatorio (seguimos contando los casos).

3. Vigilancia universal y nominal de todos los casos HOSPITALIZADOS por una infección respiratoria aguda grave, y de los fallecidos.

4. Vigilancia genómica (para saber que variante circula, y detectar mutaciones, por secuenciación genética de muestras seleccionadas).

5. Vigilancia agrupada sindrómica de infecciones respiratorias agudas (es decir, se las agrupa en ETI, bronquiolitis y neumonías), y vigilancia agrupada de laboratorio de virus respiratorios (esto sería, usar una prueba para detectar varios virus, en una misma muestra).

6. Usar unidades centinela de infecciones respiratorias agudas graves (IRAG, definición: paciente de cualquier edad con fiebre o antecedentes de fiebre de 38 o más grados, tos o inicio de síntomas dentro de los 10 días ,y requerimiento de hospitalización).

7. Detección y estudio de brotes.

8. Vigilancia del impacto en el sistema de salud (esto es saber la ocupación de camas, tanto de unidades generales, como de cuidados intensivos).

9. Vigilancia de aguas residuales (esto último a partir de recomendaciones del CDC de los Estados Unidos, dónde a partir de la detección de ARN viral en las aguas residuales, vigilan que virus circulan en la población).

¿Qué medidas de prevención de mantienen?

  • Lavado de manos frecuente.
  • Asegurar la ventilación de los ambientes.
  • Uso de barbijo en espacios interiores, en momentos de alta circulación de virus respiratorios (es decir, usarlo según la circulación viral, solo en interiores).
  • No ir al trabajo, escuela, actividades sociales y lugares públicos si presenta algún síntoma (sería esto autoaislamiento, según la presencia de síntomas compatibles con una infección respiratoria aguda).

Figura 3: Distribución de Influenza y otros virus respiratorios identificados y porcentaje de positividad según semana epidemiológica. ArgentinaSE1-2017 a SE11 2022.

Figura 4: Distribución de tipos y subtipos de influenza identificados según semana epidemiológica. SE1-2005 a SE11 2022.

¿A quiénes se va a dar prioridad para testear en esta etapa, para Covid-19? (es decir, quién se debería hisopar).

Se va a priorizar el diagnóstico etiológico de Covid-19 en personas con enfermedad respiratoria aguda, que pertenezcan a los siguientes grupos:

– Personas de 50 o más años, y personas con condiciones de riesgo, en los casos leves ambulatorios.

– Poblaciones especiales: personas que residan, trabajen o asistan a ámbitos de alto riesgo de transmisión o de generación de brotes (cárceles, instituciones de salud, centros de rehabilitación, geriátricos, cuidadores o asistentes de personas vulnerables, personas institucionalizadas).

– Personas con antecedente de viaje en los últimos 14 días a una región dónde haya circulación de una variante de interés o de preocupación, que no esté en el país.

– Personas con enfermedad grave (estos son todos los hospitalizados), fallecidos o casos inusitados (aquel con una evolución no esperada). A todos estos se le van a realizar pruebas de SARS-CoV-2, Influenza y VSR.

– En ocasión de investigación y de control de brote.

Aislamiento y cuarentena: ¿Quiénes, y por cuánto tiempo?

– Personas con síntomas de infección respiratoria aguda, y casos confirmados de Covid-19, tanto leves, como asintomáticos:

  1. Extremar medidas de prevención.
  2. Evitar contacto con vulnerables.
  3. No acudir a actividades laborales, educativas, o lugares públicos durante el periodo sintomático agudo, o durante los 5 días posteriores al diagnóstico de Covid-19, si este es asintomático.

Es decir, ahora el paciente con Covid-19 se aisla mientras síntomas, o durante 5 días, no más 7-10 días (no aclaran acá el estado de vacunación, aunque deberíamos suponer que se refiere a completamente vacunados).

– Casos confirmados de Covid-19, en pacientes hospitalizados. Continúan las pautas de aislamiento respiratorio vigentes hasta el momento.

– Casos confirmados de Covid-19, en poblaciones especiales (cárceles, instituciones de salud, centros de rehabilitación, geriátricos, centros con personas institucionalizadas, o persianas que presten servicio o cuiden a individuos vulnerables):

Trabajadores

No ir a trabajar durante 5 días desde la fecha de inicio de síntomas, o desde el diagnóstico en los casos asintomáticos. Puede regresar si tuvo mejoría clínica de por lo menos 24 horas (deberíamos interpretar, como antes de esta guía, estar mejor y sin fiebre).

Extremar cuidados durante 10 días (barbijo + ventilación adecuada + lavado de manos + higiene respiratoria).

Residentes

Implementar medidas de aislamiento según agente etiológico. Si es Covid-19, seguimiento clínico estricto y de contactos según protocolo.

Contactos estrechos (de población general)

No se aíslan más. Sí deben extremar medidas por 10 días, y evitar el contacto con personas vulnerables.

En ámbitos educativos (es decir, escuelas), se van a seguir las recomendaciones de la población general. Esto quiere decir, ya no hay más protocolos especiales, ni «burbujas».

En ámbitos carcelarios, se van a seguir protocolos específicos.

¿Cómo se va a difundir la información oficial?

El reporte de casos, con infectados, hospitalizados en sala general y en cuidados intensivos, y fallecidos se va a hacer semanalmente (es decir, ya no va a ser más diario el informe del reporte de casos).

Este documento es una guía del Ministerio de Salud de la Nación, que cada jurisdicción puede aplicar o no, de acuerdo a su situación epidemiológica.

Aclara también este documento que los profesionales de la salud pueden también, a criterio clínico, definir si testear a un paciente o no, así como determinar el tratamiento que le parezca adecuado.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This