Nuevas subvariantes BA.2.12.1, BA.4 y BA.5 Ómicron: ¿Cuál escapa mejor a la respuesta inmune?

por | 2, Jul, 2022 | Variantes

6 minutos de lectura

150 vistas

Una carta de un grupo de investigadores de Estados Unidos, publicada recientemente en The NEJM (1), ayuda a responder esta pregunta.

Luego de la identificación de Ómicron, como variante de preocupación del SARS-CoV-2, surgieron sus subvariantes, como BA.1 y BA.2 que demostraron una importante capacidad de evasión de los anticuerpos (AC) neutralizantes.

La subvariante BA.2.12.1 es ahora la dominante en los Estados Unidos, mientras que BA.4 y BA.5 lo son en Sudáfrica. BA.4 y BA.5 tienen idénticas secuencias en la proteína S.

El estudio

En laboratorio, evaluaron los títulos de AC neutralizantes contra la cepa ancestral del SARS-CoV-2 (WA1/2020, como referencia), versus BA.1, BA.2, BA.2.12.1, BA.4 y BA.5, en 27 participantes que habían recibido vacunas y refuerzos contra el SARS-CoV-2, y en 27 participantes que habían tenido una infección por BA.1 y BA.2, en una media de 29 días antes.

Entre los vacunados, ninguno había tenido una infección por SARS-CoV-2, y ninguno era un paciente inmunocomprometido.

Grupo de vacunados

A los 6 meses de haber recibido 2 dosis de Pfizer-BioNTech, la media del título de AC neutralizantes fue de 124 contra la cepa ancestral, pero de menos de 20 contra todas las variantes de Ómicron.

A las 2 semanas de la aplicación de un refuerzo, la media del título de AC neutralizantes aumentó significativamente: 5783 contra la cepa ancestral, 900 contra BA.1, 829 contra BA.2, 412 contra BA.2.12.1, 275 contra BA.4 y BA.5.

Estos datos muestran que los títulos de AC fueron 6.4, 7, 14.1 y 21 veces menores contra BA.1, BA.2, BA.2.12.1 y BA4/BA.5, respectivamente. Es decir, cada variante de Ómicron se fue escapando cada vez mejor de los AC neutralizantes generados por las vacunas. Hasta acá BA.4 y BA.5 son «maestras del escape»: se escapó 3.3 veces más que BA.1, la primera variante dominante de Ómicron.

Grupos de individuos que habían estado infectados con BA.1 y BA.2 (todos vacunados, menos 1).

La media de AC neutralizantes fue de 11.050 contra la cepa ancestral, 1.740 contra BA.1, 1.910 contra BA.2, 1.150 contra BA.2.12.1, y 590 contra BA.4/BA.5.

Estos datos muestran que, comparado con la cepa ancestral, los títulos contra BA.1, BA.2, BA.2.12.1 y BA.4/BA.5, caen 6.4, 5.8, 9.6, y 18.7 veces, respectivamente. Es decir, tener una infección por BA.1 y BA.2 protege cada vez menos, variante a variante (excepto con BA.2, en relación a BA.1).

Los títulos de AC neutralizantes contra BA.4 y BA.5, además, caen, en comparación con los títulos contra BA.1, 1.50 veces, y contra BA.2.12.1, lo hacen 2.9 veces.

Las conclusiones: ¿Qué nos deja este estudio?

  • BA.212.1, BA.4 y BA.5 escapan muy bien de la respuesta inmune generada por las vacunas, y por la infección.
  •  Los títulos de AC neutralizantes contra BA.4 y BA.5, y en menor medidas contra BA.2.12.1, son menores que contra BA.1 y BA.2, lo que sugiere que Ómicron se va «perfeccionando» en el escape de la respuesta inmune.
  •  Estos hallazgos dan un contexto inmunológico al brote actual causado por BA.2.12.1 y BA.4/BA.5 en poblaciones con altas tasas de infección previa por BA.1/BA.2 y de vacunación.

 ¿Y si probamos como una vacuna china, como Sinopharm?

En un reciente estudio chino, publicado en The Lancet, y comentado en Medscape (2) probaron la actividad de los AC neutralizantes del suero de 25 individuos con 2 dosis de BBIBP-CorV, una de las 2 vacunas de Sinopharm aprobada en China (3), y que además es la vacuna de este país más difundida en el mundo, contra BA.1, BA.2, BA.2.12.1, BA.2.13, BA.4 y BA.5. En los ensayos, los títulos de AC neutralizantes no fueron detectables, o si lo fueron, los valores eran mínimos.

Solo el 24-48% de los vacunados tuvo actividad neutralizante de sus AC contra Ómicron, y en estos, los títulos de AC fueron de 4.6 a 17.1 veces menores que los títulos contra la cepa ancestral, que fue usada como referencia.

Tras evaluar el efecto de un refuerzo con ZF2001, una vacuna china de subunidades proteicas, que contiene una forma dimérica del dominio de unión al receptor de la proteína S del SARS-CoV-2 (4), BA.2.12.1 y BA.2.13 mostraron más resistencia contra el refuerzo que BA.2 (es decir, los títulos de AC neutralizantes aumentaron, pero menos).

En efecto, las tasas de individuos con AC neutralizantes aumentaron ligeramente tras el refuerzo: 30-53%. Esto nos muestra como las nuevas variantes de Ómicron escapan a varios tipos de vacunas.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This