Explorando la conexión entre la enfermedad de Chagas y el accidente cerebrovascular (ACV): un trabajo brasileño

por | 27, Mar, 2024 | Infectología, Neurología

7 minutos de lectura

En Brasil, un grupo de investigadores estudió los predictores de la etiología cardioembólica, y de la recurrencia del ACV en los pacientes con enfermedad de Chagas (1). Lo resumimos en INFOMED.

PUNTOS CLAVE

  • La enfermedad de Chagas afecta a millones de personas en el mundo. Por otra parte, el accidente cerebrovascular (ACV), es una importante causa de morbimortalidad a nivel global.
  • Clásicamente, al ACV isquémico se lo asocia con los factores de riesgo cardiovascular clásicos, como la hipertensión arterial, la diabetes y la aterosclerosis. A su vez, cuando hablamos de enfermedad de Chagas, siempre nos acordamos de las complicaciones cardiovasculares.
  • Existe evidencia creciente de una relación entre la enfermedad de Chagas y el ACV, en particular de etiología cardioembólica.
  • Para explorar las características epidemiológicas de este grupo de pacientes, un grupo de investigadores brasileños llevó adelante el mayor estudio retrospectivo en esta población hasta ahora, con casi 500 participantes de todo Brasil, reclutados durante 15 años.
  • En estos pacientes, hay una prevalencia significativa de los factores de riesgo cardiovascular clásicos, como hipertensión arterial (81%), dislipemia (56%), y diabetes (25%). Además, la tasa de recurrencia del ACV isquémico fue elevada: 29.7% (especialmente en el grupo cardioembólico).
  • El 56% de los pacientes tuvo un ACV isquémico de origen indeterminado.
  • La edad se comportó como un factor protector contra la etiología cardioembólica, así como la anticoagulación. Ser mujer se asoció con un riesgo 17% mayor de tener una recurrencia.

Enfermedad de Chagas: su impacto

La enfermedad de Chagas, causada por el parásito protozoario Trypanosoma cruzi, es una enfermedad transmitida por vectores (en Argentina, la vinchuca), que es un problema de salud pública en varias regiones de América Latina.

Históricamente, el Chagas se asoció principalmente con complicaciones cardíacas, como arritmias e insuficiencia cardíaca congestiva, lo que resulta en una morbilidad y mortalidad significativas en las poblaciones afectadas.

Más allá del corazón

La enfermedad de Chagas tiene un espectro de manifestaciones clínicas que se extienden más allá del sistema cardiovascular.

La enfermedad de Chagas y el ACV son 2 importantes problemas de salud en todo el mundo.

Si bien el ACV se atribuye comúnmente a factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes y la aterosclerosis, existe una asociación, insuficientemente explorada, entre la enfermedad de Chagas y el ACV.

ACV y Chagas (un nuevo estudio)

La etiología cardioembólica es el aspecto más importante del ACV relacionado con la enfermedad de Chagas.

Para estudiar más este vínculo, un grupo de investigadores de Brasil llevó adelante en su país un estudio de cohorte multicéntrico, y nacional.

El estudio tuvo como objetivo explorar los predictores de la etiología cardioembólica, y de la recurrencia del ACV, en los pacientes con enfermedad cerebrovascular y enfermedad de Chagas.

El estudio incluyó pacientes desde enero del 2009, hasta diciembre del 2016. Este implicó un análisis retrospectivo integral de los registros médicos de pacientes con enfermedad de Chagas y ACV.

La cohorte estuvo compuesta, en total, por 499 personas de diversas regiones brasileñas. Se centraron en los factores de riesgo vascular y las variables epidemiológicas asociadas con la enfermedad de Chagas y el ACV.

Los resultados: ¿qué encontraron en este estudio?

Existe una prevalencia significativa de los factores de riesgo cardiovascular tradicionales entre los pacientes con enfermedad de Chagas, que sufrieron un ACV:

  • 81% tenía hipertensión
  • 56% tenía dislipidemia
  • 25% tenía diabetes

Se observó una tasa de recurrencia del 29.7%, especialmente dentro del subgrupo de ACV cardioembólico.

El 56% de los pacientes tuvo un ACV isquémico de origen indeterminado.

Las anomalías electrocardiográficas específicas se asociaron con un mayor riesgo de etiología cardioembólica (con 3 resultados alterados que aumentaron 81 veces la posibilidad de que el ACV fuera de naturaleza cardioembólica).

La edad surgió como un factor protector (OR, Ods Ratio 0.98), contra la etiología cardioembólica.

La terapia anticoagulante se asoció con un riesgo reducido (OR: 0.22), lo que destaca la importancia de una clasificación etiológica precisa.

Por el contrario, el sexo femenino (OR: 1.83) surgió como un factor de riesgo significativo para la recurrencia del ACV.

Las conclusiones: ¿qué nos deja este estudio?

Este estudio representa la cohorte más grande jamás publicada sobre la enfermedad de Chagas y el ACV isquémico.

Muchos pacientes tuvieron ecocardiograma y electrocardiograma normales, lo que dificulta el diagnóstico etiológico correcto.

Además, se vio una tasa de recurrencia marcada, particularmente dentro del grupo cardioembólico; esto podría explicarse por la alta prevalencia de ACV embólico de origen indeterminado, que podría incluir, por ejemplo, pacientes con una fibrilación auricular no diagnosticada. Esta alta prevalencia podría explicarse por una investigación etiológica incompleta.

La edad surgió como un factor protector contra la etiología cardioembólica, probablemente atribuible a la reducción de la carga de lesiones cardíacas asociadas con la enfermedad de Chagas en individuos más jóvenes.

La hipertensión arterial demostró una asociación con la etiología cardioembólica, lo que sugiere una mayor influencia de la hipertensión en los trastornos cardíacos.

Este estudio mejora la comprensión epidemiológica que une la enfermedad de Chagas y el ACV.

Además, enfatiza la necesidad de realizar investigaciones epidemiológicas más amplias, para entender mejor los determinantes de la recurrencia del ACV, y para lograr clasificación etiológica más precisa, para reducir la población de ACV embólico de origen indeterminado.

Este estudio marca la necesidad de controlar los factores de riesgo vascular y las comorbilidades clásicas en los pacientes con Chagas.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117.882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, Séptima Cátedra de Medicina – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE. Asesor Médico, Gerencia Médica de Urgencias, OSDE. Contacto IG > @ramiroherediaok

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

CONGRESO CLÍNICAS 2024

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

abril 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Pin It on Pinterest

Share This