Control intensivo de la presión arterial en pacientes mayores con hipertensión

por | 16 Sep, 2021 | Cardiología | 0 Comentarios

5 minutos de lectura

321 vistas

Autores: Weili Zhang, M.D., Ph.D., Shuyuan Zhang, Ph.D., Yue Deng, Ph.D., Shouling Wu, M.D., Jie Ren, M.D., Gang Sun, M.D., Jinfeng Yang, M.D., Yinong Jiang, M.D., Xinjuan Xu, M.D., Tzung-Dau Wang, M.D., Ph.D., Youren Chen, M.D., Yufeng Li, M.D.
Revista: NEJM
Fecha de publicación: 30/08/2021

Estudio de control intensivo de la presión arterial en pacientes mayores con hipertensión.

En pacientes adultos mayores con hipertensión arterial (HTA), el tratamiento intensivo de la presión arterial (PA) con un objetivo de presión arterial sistólica (PAS) entre 110 mm Hg y 130 mm Hg redujo la incidencia de eventos cardiovasculares sin aumentar los eventos adversos en comparación con el tratamiento estándar.

Si bien las guías recomiendan una meta de PAS menor a 140 mmHg en pacientes mayores, el objetivo apropiado de la PAS para reducir el riesgo cardiovascular en pacientes mayores con HTA aún no es claro.

Este estudio multicéntrico incluyó a 8.511 pacientes chinos con HTA entre las edades de 60 a 80 años y los asignó aleatoriamente a un tratamiento intensivo para la hipertensión (objetivo de PAS entre 110 mm Hg y 130 mmHg) o tratamiento estándar (objetivo de PAS entre 130 mmHg y 150 mmHg).

Sé realizó el seguimiento de los participantes una vez al mes durante los primeros tres meses y luego cada tres meses, hasta el mes 48 o hasta el final del estudio. La PA ambulatoria se controló mediante una aplicación basada en un teléfono inteligente y cada paciente tenía el mismo monitor automático validado de PA en el hogar. Si la PA no se medía con regularidad y no se transmitía al centro de datos, la aplicación enviaba regularmente recordatorios.

Los resultados generales evidenciaron que al año de seguimiento, la PAS media fue de 127,5 mmHg en el grupo de tratamiento intensivo y 135,3 mmHg en el grupo de tratamiento estándar.

Durante una mediana de seguimiento de 3.34 años, el punto final primario (una combinación de eventos de accidente cerebrovascular, síndrome coronario agudo, insuficiencia cardíaca aguda descompensada, revascularización coronaria, fibrilación auricular o muerte por causas cardiovasculares) ocurrió en el 3,5% de los pacientes en el tratamiento intensivo (n = 147) en comparación con el 4,6% de los pacientes del grupo de tratamiento estándar (n = 196), con una reducción del riesgo relativo del 26%.

Los investigadores también observaron un 33% menos de riesgo relativo de accidente cerebrovascular y síndrome coronario agudo, respectivamente, entre los individuos del grupo de tratamiento intensivo. Con la excepción de la hipotensión, que fue mayor en el grupo de tratamiento intensivo, la seguridad y los eventos adversos renales no fueron significativamente diferentes entre los dos grupos.

Comentarios

Varios estudios han demostrado un efecto beneficioso del control de la PA sobre la incidencia de eventos cardiovasculares en adultos mayores, aunque hasta ahora no se habían comparado estrategias de tratamiento intensivo vs conservador en esta población especial.

Los resultados de este estudio proporcionan una evidencia sólida, demostrando que una reducción de la PAS a menos de 130 mmHg brinda beneficios cardiovasculares en pacientes mayores con hipertensión en forma segura, reforzando los resultados del estudio SPRINT publicado pocos años atrás.

Por otro lado, se destaca la importancia del monitoreo de la PA en el hogar, logrando mayor control de la PA y adherencia a las metas establecidas. Es importante destacar que es un estudio realizado exclusivamente en una población de china, y que la tasa de eventos adversos fue menor que en el estudio SPRINT, tal vez debido a que los pacientes tenían menor riesgo cardiovascular global, hecho que nos lleva a tener prudencia a la hora de extrapolar universalmente estos resultados.

Además, si bien dichos eventos adversos no alcanzaron significancia estadística en este ensayo clínico, no hay que desestimar el aumento de la tasa de hipotensión arterial en el grupo de tratamiento intensivo, debido a que esta población se encuentra más vulnerable a síncopes ortostáticos o incluso a complicaciones por caídas como pueden ser las fracturas de cadera, especialmente en aquellos pacientes más frágiles, lo que obliga a individualizar el tratamiento y evaluar su tolerancia en la titulación de los diferentes fármacos.

Finalmente, concluimos que el concepto clásico más “permisivo” sobre el control de PA en adultos mayores parece ir quedando atrás, y resta ver si este cambio de paradigma se traduce en una modificación en las guías de tratamiento.

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Encontrá más información!

Seguinos en Redes!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Novedades

Pin It on Pinterest

Share This