Consenso para el manejo del dolor torácico agudo de la ACC. Los 10 puntos que tenés que saber

por | 17, Oct, 2022 | Cardiología

8 minutos de lectura

160 vistas

Consenso para el manejo del dolor torácico agudo de la ACC. Los 10 puntos que tenes que saber.

Revista: JACC
Fecha de publicación: 11/10/2022

1. El electrocardiograma (ECG) sigue siendo la mejor prueba inicial para la evaluación del dolor torácico porque es un estudio rápido, económico y aporta información precisa de diagnóstico y pronóstico. Se deben realizar ECG seriados en intervalos cortos en pacientes con alta sospecha de síndrome coronario agudo (SCA). Los pacientes con ECG no isquémicos son candidatos para ingresar a una unidad de dolor precordial.

2. Se debe considerar al doppler cardiaco transtorácico en el servicio de urgencias para evaluar la presencia de asinergias en la motilidad para pacientes con sospecha de SCA pero un ECG no contundente de isquemia aguda miocárdica.

3. Las pruebas de troponina de alta sensibilidad deben usarse junto con algoritmos previamente realizados. Estas vías permiten la exclusión segura («descartar») del infarto de miocardio (MI) dentro de 1 a 2 horas para la mayoría de los pacientes con dolor torácico en el servicio de urgencias, lo que facilita la disposición y el alta precoz de los pacientes de bajo riesgo.

4. Los niveles de troponina de alta sensibilidad representan un continuo del nivel de riesgo: ningún nivel detectable puede considerarse completamente «normal» y cuanto más alto es el nivel, más probable es que esté relacionado con un SCA. Las mediciones seriadas de troponina de alta sensibilidad, en lugar de un valor absoluto dentro del percentilo 99, son esenciales para confirmar el diagnóstico de IM.

5. Los resultados de análisis de troponina falsos positivos y falsos negativos son raros pero pueden ocurrir. Los falsos positivos pueden ser secundarios a la manipulación de la muestra, el mal funcionamiento del instrumento o bien a la interferencia del estudio. Pueden producirse valores falsos negativos como resultado de la interferencia del ensayo de sustancias ingeridas como la biotina.

6. Se han estudiado varios protocolos que utilizan mediciones de troponina de alta sensibilidad, incluidos 0 horas, 0/1, 0/2, 0/3 horas y el protocolo Troponina de alta sensibilidad en la evaluación de pacientes con síndrome coronario agudo (High-STEACS), cada uno con ventajas y desventajas. Un metaanálisis reciente demostró que el enfoque de 0/3 horas es inferior a los demás y no debe usarse.

7. Estos protocolos redujeron la duración de la estadía en los servicios de urgencias y aumentaron el número de pacientes excluidos y enviados a domicilio compensados ​​con enfoques tradicionales. Se logró excluir a aproximadamente dos tercios de los pacientes con dolor torácico, y una cuarta parte de los pacientes se clasifican como de riesgo intermedio utilizando los protocolos de 0/1 hora, 0/2 hora.

8. Los pacientes que se determina que tienen un riesgo intermedio requieren observación adicional y, con frecuencia, pruebas no invasivas adicionales. La elección de las pruebas no invasivas debe incluir los factores de riesgo del paciente, los resultados de las pruebas anteriores, la disponibilidad de las pruebas, la puntualidad de los informes de las pruebas y la experiencia institucional. No se requieren pruebas no invasivas para la mayoría de los pacientes de bajo riesgo que se descartan en forma temprana con protocolos de manejo rápido en el servicio de urgencias.

9. Cuando esté disponible, la angiotomografía computarizada coronaria debe considerarse como la prueba no invasiva preferida para pacientes sin enfermedad coronaria conocida que presenten dolor torácico y que tengan un riesgo intermedio.

9. Cuando esté disponible, la angiotomografía computarizada coronaria debe considerarse como la prueba no invasiva preferida para pacientes sin enfermedad coronaria conocida que presenten dolor torácico y que tengan un riesgo intermedio.

10. Los pacientes clasificados como de alto riesgo por protocolos deben clasificarse como pacientes con infarto de miocardio tipo 1 o 2 o lesión miocárdica aguda o crónica, y el tratamiento debe centrarse en la causa desencadenante de la lesión miocárdica y la presentación clínica.

Sobre el autor

Nicolás González

Nicolás González

AUTOR

Médico especialista en Cardiología. MN 126909 – Staff del servicio de cardiología y coordinador del área ambulatoria cardiológica del Sanatorio Finochietto. Ex jefe de residentes del Hospital Italiano de Buenos Aires. Miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología. Docente del curso de postgrado de cardiología UBA-SAC. Ex presidente de CONAREC.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This