Cómo conservar tu energía durante y después de tener COVID 19

por | 18, Jul, 2021 | Post Covid

4 minutos de lectura

698 vistas

Esta guía proporcionada por el Royal College of Occupational Therapists nos proporciona una mirada distinta sobre nuestros quehaceres diarios, enfocados en la conservación de la energía y evitando potenciar el disconfort que la astenia genera. Se basa en tener un plan para el día, organizando cada una de las tareas según el ritmo, planificación y priorización. Este tipo de conductas obliga al paciente a realizar una autoevaluación y diagnóstico de situación, dado que él es el único que puede determinar cuánto es mucho o suficiente.

Algunas actividades diarias son necesarias, pero otras no. Hay que hacer las siguientes preguntas para averiguar cuáles son necesarias:

– ¿Qué necesita hacer hoy? ¿Qué quiere hacer hoy?
– ¿Qué se puede posponer para otro día?
– ¿Qué puede pedirle a otra persona que haga por él?

En este artículo escrito a la manera de folleto para pacientes, fácil y entendible, describe la estrategia de las 3P (pausar, planear, priorizar) para cada una de las actividades del día, como por ejemplo vestirse, bañarse, hacer la cama, los quehaceres domésticos, ropa sucia, cocinar, ir de compras, etc. Por último, culmina con 4 preguntas muy presentes en la consulta postCovid:

– ¿Con qué rapidez podré realizar las actividades normales?
– ¿Cuándo podré volver a trabajar?
– ¿Cuándo puedo reanudar las actividades sexuales?
– ¿Funcionan estas técnicas?

La rapidez con la que pueda volver a realizar sus actividades diarias variará de una persona a otra. Dependerá de cosas como qué tan enfermo estaba, si fue al hospital y si estaba en cuidados intensivos o en un entorno de alta dependencia, y la posibilidad del retorno al trabajo dependerá de su recuperación y de cuál sea su trabajo. Es fundamental no apresurarse, las personas que regresan al trabajo demasiado temprano suelen tener que solicitar licencias por no estar del todo recuperados.

El principio de las 3P seguirá ayudándole cuando regrese al trabajo. En cuanto a las relaciones sexuales, sugieren que se reanuden suavemente y considerando las posiciones que puede encontrar más cómodas y que consuman menos energía. Si bien aún no se conocen los efectos a largo plazo de COVID-19, estas técnicas ayudan a las personas con afecciones a largo plazo y a recuperarse de otras enfermedades.

Los estudios de personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, como enfisema, encontraron que el uso de estas técnicas ayudó a reducir la dificultad para respirar durante algunas actividades. En una encuesta de personas con afecciones a largo plazo, la mayoría dijo que usaban estas técnicas para conservar energía y ayudar a controlar su fatiga.

Sobre el autor

Hernán Jamui

Hernán Jamui

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 120693 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

octubre 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Pin It on Pinterest

Share This