Aumento del riesgo de reinfección por SARS-CoV-2 asociado a Ómicron

por | 5, Dic, 2021 | Post Covid, Variantes

8 minutos de lectura

153 vistas

– La variante Ómicron presenta un riesgo de reinfección casi 3 veces mayor que las variantes Delta y Beta, las cepas actualmente dominantes en Sudáfrica.

– En un análisis de los datos de vigilancia epidemiológica de rutina de Sudáfrica, se demostró a nivel poblacional, la capacidad de la variante Ómicron de evadir la respuesta inmune de una infección previa.

Estas son las conclusiones de la primer publicación científica, de muchas por venir, que apareció en medRxiv el 2 de diciembre, Mayor riesgo de reinfección por SARS-CoV-2  asociado con la aparición de la variante Ómicron en Sudáfrica (1), a cargo de un grupo de asociaciones científicas sudafricanas de vigilancia y análisis epidemiológico, revisada por Medscape el 4 de diciembre en El cuerpo de salud de Sudáfrica ve un riesgo 3 veces mayor de reinfección por Ómicron (2).

Esta es una pre-publicación, a la espera de revisión por pares (es decir, por otros profesionales que analicen la base de datos, la veracidad de estos y la precisión de los análisis estadísticos), y por el diseño probablemente se haya presentado en una prestigiosa revista británica para su publicación definitiva.

El rápido ascenso de los casos en Sudáfrica, llegando a 11.435 infecciones el 2/12/21, frente a 312 casos 10 días previos, y un mayor número de casos de reinfecciones, son las características de lo que parece ser esta cuarta ola de Covid-19 en Sudáfrica.

Analizaron a 2.797.982 individuos con resultados positivos para SARS-CoV-2 al menos 90 días antes del 27 de noviembre de este año, e identificaron un aumento en la tasa de reinfección, en lugar de la tasa de infección primaria, al compararlas con las tasas de las variantes Beta y Delta, que dominaron las olas anteriores.

Al momento, Sudáfrica tuvo 3 olas de Covid-19 bien diferenciadas:

– Primera ola, de marzo a septiembre del 2020, dominada por la cepa original.

– Segunda ola, con pico en enero, que terminó en febrero del 2021, dominada por la variante Beta (Sudafricana, B.1.351/501Y.V2/H20), detectada por primera vez en Sudáfrica en octubre del 2020.

– Tercera ola, con pico en julio, que terminó en septiembre del 2021, dominada por Delta (B.1.617.2/ 478 K.V1/21A).

– En noviembre de este año, se detectó Ómicron (B.1.1.528/21 K) en una provincia de Sudáfrica, con un rápido aumento de casos.

Las características de esta nueva ola, un número reproductivo de 2.3, más alto que el visto en este punto en cualquiera de las otras olas, y en las pruebas de PCR falla en la detección de gen objetivo S.

Ómicron cuenta con 32 mutaciones en la proteína S, la mayoría en la región RBD. Muchas de estas mutaciones predicen un potencial escape a los anticuerpos neutralizantes.

El objetivo del trabajo fue evaluar el riesgo de reinfección por SARS-CoV-2 a lo largo del tiempo, en contexto de la circulación de las variantes Beta, Delta y Ómicron. Al referirnos a reinfección, hablamos de aquella infección que se da en un individuo que tuvo Covid-19 hace más de 3 meses. Esto implica un escape a la respuesta inmune «natural», generada por la infección primaria por el SARS-CoV-2.

Se estima que la infección previa por SARS-CoV-2 proporciona al menos un 80% de disminución de riesgo de infección (es decir, de reinfectarse).

Se realizó un análisis retrospectivo de los datos de vigilancia epidemiológica de rutina, desde el 3 de marzo del 2020 al 27 de noviembre del 2021. Incluyeron casi 2.8 millones de individuos con Covid-19 confirmado por laboratorio. Todo individuo con 2 pruebas positivas, separadas por más de 90 días, fue considerado como un caso de sospecha de reinfección. Se midió la incidencia de reinfección a la largo del tiempo, con 2 modelos epidemiológicos diseñados para tal fin.

Se identificaron 35.670 casos de sospecha de reinfección. Además, encontraron 332 con sospecha de tercera infección, y uno, de cuarta.

En la segunda, y en la tercera ola, no se evidenció un aumento en el riesgo de reinfección. La reciente propagación de la variante Ómicron se asoció con un menor riesgo de infección primaria en relación a las otras olas, pero con un importante aumento del riesgo de reinfección.

El cociente de riesgo de reinfección estimado, frente a la infección primaria, para casi todo el mes de noviembre del 2021, versus el de la primera ola, fue de 2.39 veces.

Se muestra en este trabajo cómo la variante Ómicron está asociada con una importante capacidad de evadir la inmunidad generada por una infección previa. De las variantes Beta y Delta no tenemos pruebas de que estén asociadas con el escape inmunológico.

Eric Topol, editor en jefe de Medscape, se hizo eco de esta publicación y adjuntó en Twitter un muy buen gráfico que muestra el aumento en el riesgo de reinfección por SARS-CoV-2 (3).

El Ministerio de Salud de la Nación (4) notificó el 5 de diciembre la detección del primer caso de variante Ómicron en Argentina, en un viajero procedente de Sudáfrica, de 38 años, en la provincia de San Luis. El paciente tiene vacunación completa contra SARS-CoV-2, y el antecedente de haber tenido Covid-19 en marzo del 2021. Por el momento no presenta síntomas.

Aún no conocemos la gravedad de estas reinfecciones, y que si bien nadie duda de que la nueva ola de casos que se esta observando en Sudáfrica está impulsada por Ómicron, por el momento la tasa de hospitalizaciones y muerte no ha crecido de la misma manera que el número de casos.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This