Viruela del mono: ¿Cómo surgió el brote global actual?

por | 1, Jul, 2022 | Infectología

6 minutos de lectura

263 vistas

El análisis genético del virus sugiere que este estuvo circulando silenciosamente entre las personas desde 2018. Revisamos en InfoMed una nota de The New York Times, donde analizan la evidencia disponible (1).

Los primeros casos de viruela del mono en Europa sorprendieron por la propagación del virus entre cientos de jóvenes.

Hoy en el mundo, hay más de 3500 casos, 3 veces el número de hace 2 semanas. En África hay más de 1500 casos, con 72 muertes, reportados hasta el 10 de junio, desde principios del 2022, en 8 países de dicho continente.

Datos recientes del CDC de los Estados Unidos sugieren que el virus ha estado circulando silenciosamente entre las personas.

El virus también puede, a partir de los humanos, infectar a los animales, como roedores, algo que ya sucedió fuera de África, y así infectar nuevamente a los humanos. Cuánto más se tarde en contener el brote, más posibilidades hay que el virus encuentre un nuevo hogar en humanos y/o animales.

 ¿Qué aprendimos del estudio genético del virus?

Se identificaron 2 versiones del virus en los Estados Unidos, que sugieren 2 cadenas de transmisión distintas. Además, en varios países se identificaron casos sin una fuente conocida de infección. Ambos hallazgos sugieren una propagación comunitaria no detectada.

El virus adquirió mutaciones que mejoraron la transmisión entre humanos. Al adaptarse al humano como huésped, los brotes de viruela del mono pueden llegar a volverse más frecuentes.

El virus de la viruela del mono es un virus ADN de doble cadena, 7 veces más grande que el SARS-CoV-2. Este tipo de virus, normalmente acumula muchos menos errores genéticos que los virus ARN como el SARS-CoV-2: 1-2 mutaciones por año, versus 20-30 en los virus ARN.

Pero el virus de la viruela del mono actual acumuló casi 50 mutaciones, al compararlo con una versión del virus que circuló en 2018. Los patrones genómicos sugieren que el virus mutó en el 2018.

De las 47 mutaciones identificadas, 42 llevan la firma distintiva de una enzima llamada Apobec3: esta es un arma del sistema inmune de los animales y de los humanos, que es usada por estos para «desarmar» a virus como el de la viruela del mono. Esta obliga al virus a cometer errores en la replicación, lo que hace que se autodestruyan. Fue detectada mientras se estudiaba el HIV, y se la llama «factor de defensa del huésped».

En un análisis del Reino Unido, identificaron 48 mutaciones, de las cuales 21 parecen favorecer su diseminación.

Un mundo sin vacuna

Algunos científicos plantean que, desde la erradicación de la viruela en 1980, y el cese de la vacunación, el mundo quedó vulnerable a la familia Poxvirus, entre los que se encuentra el virus de la viruela del mono.

Desde 1986, los casos de viruela del mono se multiplicaron 20 veces en el continente. Además, al aumentar la vigilancia y estar la población más consciente de la enfermedad, aumentaron los casos reportados.

El problema de la transmisión sexual 

El que un virus se pueda propagar sexualmente trae que las personas no quieran identificar a sus contactos, y que no quieran consultas. Esto dificulta el rastreo de los contactos estrechos, y la detección de los casos.

Investigadores de Italia y Alemania encontraron el ADN del virus de la viruela del mono en el semen, pero no está claro que esta sea una vía de propagación, o si simplemente está presente en el semen y en las secreciones vaginales.

El problema de la desforestación y la urbanización

Ambos fenómenos empujan a las personas y a los animales a lugares más reducidos, lo que facilita que los virus salten a los humanos.

Es más probable que el reservorio del virus sean los roedores, que constituyen el 40% de todas las especies de mamíferos del mundo, y entre las ardillas, que son su reservorio en África.

En un brote en Estados Unidos en 2003, ratas importadas de África contaminaron a perros de las praderas, y estos a 71 humanos. Una vez que terminó el brote, no quedaron signos del virus en los animales. Esta trayectoria no está asegurada ahora.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This