Vacunas Covid-19: ¿Tienen más riesgo de afectación del miocardio y pericardio que las vacunas no Covid-19? ¿Y que el Covid-19?

por | 13, Abr, 2022 | Cardiología

9 minutos de lectura

319 vistas

Revisamos en InfoMed una reciente publicación de.un equipo de Investigadores de Singapur, publicado en The Lancet. Compararon la incidencia de miopericarditis tras la vacunación Covid-19, versus vacunas no Covid-19, con interesantes resultados.

PUNTOS CLAVE

  • La miopericarditis es la inflamación del músculo cardíaco y del pericardio. Puede ser provocado por distintos virus, y por vacunas, entre otras causas. 

  • Se ha asociado el desarrollo de miopericarditis a las vacunas Covid-19, principalmente secundaria a vacuna basadas en ARNm. 

  • La incidencia de miopericarditis en hospitalizados con Covid-19 es de 1.1%. En atletas jóvenes, recuperados del Covid-19, se documento hasta un 2.1% de incidencia de miopericarditis. 

  • Un grupo de investigadores de Singapur analizó 22 estudios, con más de 405 millones de dosis de vacunas aplicadas, a más de 260 mil individuos, con el objetivo de caracterizar la incidencia de miopericarditis, de distintas poblaciones: vacunas Covid-19, versus NO Covid-19, hombre versus mujeres, menores o mayores de 30 años, tras una primera, segunda o tercera dosis. 

  • Las vacunas Covid-19 no tuvieron más riesgo de miopericarditis que las vacunas NO Covid-19 (incluso fue mejor la incidencia, pero no en en un número estadísticamente significativo). 

  • Las vacunas Covid-19 tuvieron un riesgo de miopericarditis secundaria similar al de la vacunación antigripal, y mucho menor que la vacuna contra la varicela. 

  • Las vacunas Covid-19 basadas en ARNm tuvieron más riesgo de miopericarditis que las vacunas no ARNm. 

  • La incidencia tras al segunda dosis de vacuna Covid-19, fue mayor que tras la primera y tercera dosis. 

  • En menores de 30 años, hombres, tras una segunda dosis de vacuna Covid-19 basada en ARNm, el riesgo de miopericarditis fue superior al de otros grupos. 

  • La incidencia de miopericarditis secundaria a las vacunas Covid-19 es baja.

Hasta marzo del 2022, se aplicaron en el mundo más de 10 billones de dosis de vacunas Covid-19. La mayor parte de los efectos adversos fueron leves o moderados, y autolimitados.

El riesgo de miopericarditis secundario a las vacunas Covid-19, ha sido objeto de preocupación entre la población, los científicos y la comunidad médica principalmente, a partir del creciente número de casos reportado entre adultos jóvenes, tras el uso de vacunas basadas en ARNm.

Actualmente el mecanismo exacto de esta complicación, se desconoce. Esta es una rara complicación de las vacunas contra los virus. Previamente se describió con las vacunación contra la viruela.

Un estudio de Israel reportó un mayor riesgo de miopericarditis en hombres de 16 a 39 años. En algunos estudios, el riesgo de miopericarditis en vacunados fue 3 veces mayor que en los controles.

Esta es una complicación rara de la vacunación en general. Un grupo de científicos de Singapur con el objetivo de caracterizar la incidencia de miopericarditis secundario a la vacunación Covid-19, en comparación con la vacunación no Covid-19, llevo adelante una revisión sistemática y meta-análisis.

En Miopericarditis secundaria a vacunación Covid-19 y no Covid-19: una revisión sistemática y meta-análisis (1), dado a conocer en The Lancet el 11 de abril del 2022, y al día siguiente comentado en la cuenta de Twitter de Eric Topol, Editor en Jefe de Medscape (2), publicaron los resultados.

El estudio

Llevaron adelante una revisión sistemática y meta-análisis. Buscaron en 4 bases de datos internacionales datos desde el año 1947, hasta el 31 de diciembre del 2021, reportes de la incidencia de miopericarditis secundaria a la vacunación, como resultado primario.

Se ajustaron los datos por distintos métodos epidemiológicos.

Analizaron la diferencia de la incidencia de miopericarditis entre distintos subgrupos de poblaciones:

  • Vacunas Covid-19, versus NO Covid-19 (viruela, influenza, fiebre amarilla, varicela, sarampión, difteria, tos convulsa, rubeola, meningococco, difteria, polio oral, etcétera).
  • Entre las vacunas Covid-19, compararon las basadas en ARNm, versus NO basadas en ARNm.

Evaluaron además el efecto del sexo, edad y de la dosis (primera, versus segunda, versus tercera).

Los resultados

Evaluaron en total 405.272.721 dosis de vacunas (más de 405 mil millones).

Se incluyeron más de 260 millones de vacunados, en 22 reportes.

Hubo población pediátrica en el análisis.

Las incidencias se expresan en número de casos, por cada millón de dosis aplicadas.

La incidencia de miopericarditis secundaria a la vacunación en general, fue de 33.3 casos por cada millón de dosis de vacunas.

La incidencia de miopericarditis no fue muy distinta entre las personas que recibieron una vacuna Covid-19 (18.2, en 11 estudios, con 395.361.933 dosis, con alta certeza de los datos), versus las que recibieron una vacuna NO Covid-19 (56.0, en qq estudios, con 9.9910.788 dosis, con moderada certeza).

Al comparar con la población que recibió vacunas Covid-19, la incidencia de miopericarditis fue significativamente mayor a la de las personas que recibieron la vacuna contra la viruela (132.1, es decir, 7.3 veces más).

Al comparar las vacunas Covid-19, versus la vacuna contra la Influenza, no hubo diferencias estadísticamente significativas (1.3), o en estudios reportando varias vacunas NO contra la varicela (57.0).

Entre las personas que recibieron vacunas Covid-19, la incidencia de miopericarditis fue mayor en:

  • Hombres (versus mujeres).
  • Menores de 30 años (versus mayores).
  • Vacunas ARNm (versus no ARNm).
  • Segunda dosis (versus primera dosis o tercera dosis).

Entre los que recibieron vacunas Covid-19 basadas en ARNm, la incidencia de miopericarditis fue mayor que entre los que recibieron vacunas no ARNm (22.6, versus 7.9, es decir, casi 3 veces más).

Los hombres menores de 30 años tuvieron 10 veces mayor riesgo que las mujeres, y en mayores de 30 años, 3 veces más los hombres. La ventana de tiempo entre la vacunación y los síntomas fue en promedio de 1-2 semanas.

La incidencia de miopericarditis secundaria al Covid-19, tras analizar »post hoc» 6181 estudios, se seleccionaron 393. Se incluyeron casi 2.5 millones de pacientes hospitalizados, alrededor de 49 mil casos miopericarditis (1.1%). En estudios dónde analizaron atletas recuperados del Covid-19 con resonancia magnética cardíaca, la incidencia de miopericarditis fue del 2.1%.

La mortalidad global secundaria a la vacunación, por todas las causas, fue de 7.8 muertes por cada millón de dosis, y no hubo diferencias estadísticamente significativas entre las vacunas Covid-19, y NO Covid-19 (8.4 versus 7.2).

Las conclusiones

El riesgo global de miopericarditis luego de recibir una vacunas Covid-19 es bajo (18 casos por cada 1 millón de dosis administradas).

Las vacunas Covid-19 no tienen mayor riesgo de generar miopericarditis, que las vacunas NO Covid-19 (18, versus 56 casos por cada millón de dosis administradas).

Pese a ser bajo el riesgo, la incidencia de miopericarditis fue mayor en los adultos jóvenes, hombres, principalmente luego de recibir una segunda dosis de una vacuna Covid-19 basada en ARNm. El riesgo de estos efecto raros, en esta población, debería ser balanceado con el riesgo de la infección por SARS-CoV-2 (que por supuesto, también incluye a la miopericarditis).

En este meta-análisis se evaluaron más de 260 millones de individuos vaciando que recibieron más de 405 millones de dosis de vacunas, tanto Covid-19, como no Covid-19, se vio que las vacunas Covid-19 no generan más casos de miopericarditis que las vacunas no Covid-19 (incluso, en comparación generan menos casos, aunque no con una diferencia estadísticamente significativa).

En la población general, el riesgo de miopericarditis después de recibir una vacuna Covid-19 es bajo.

La incidencia de miopericarditis secundaria a la vacunación Covid-19 fue similar a la de la vacuna contra la influenza, y mucho menor que la vacuna contra la varicela.

La incidencia de miopericarditis por la vacuna Covid-19 es menor incluso que el riesgo de miopericarditis por la infección por SARS-CoV-2.

En hombres, de menos de 30 años, con una segunda dosis de vacuna basada en ARNm, la incidencia de miopericarditis es mayor que la esperada. En esta población, habría que balancear los riesgos de la vacunación, con sus beneficios. Sin embargo, en la situación actual, en muchas regiones del mundo, en esta población en particular los beneficios de la vacunación superan a los riesgos.
En la mayoría del los casos, se trató de una enfermedad autolimitada, con buen pronóstico.

Referencias

https://www.thelancet.com/journals/lanres/article/PIIS2213-2600(22)00059-5/fulltext

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This