Un estudio piloto sugiere que el Covid Prolongado podría estar relacionado con los efectos del SARS-CoV-2 en el nervio vago

por | 20, Feb, 2022 | Neurología, Post Covid

5 minutos de lectura

479 vistas

Se calcula, en promedio, que del 10 al 15% de los pacientes con Covid-19 lo van a padecer. Sus síntomas muchas veces son incapacitantes.

Existe consenso, entre varias sociedades científicas, en considerar el Covid-19 prolongado a todos aquellos síntomas que persisten, o que se presentan luego de las 4 semanas de la fecha de inicio de síntomas de una infección por SARS-CoV-2, documentada por una prueba diagnóstica (o no), y que no pueden ser justificados por otra causa.

Se publicó el 11 de octubre de este año, mediante un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, una nota basada en una investigación original, que se va a publicar en el congreso de la sociedad, en Lisboa en abril de este año: Un estudio piloto sugiere que el COVID prolongado podría estar relacionado con los efectos del SARS-CoV-2 en el nervio vago, con los hallazgos de un grupo de investigadores de Badalona, España.

En esta investigación, los científicos proponen que la disfunción del nervio vago (DNV) mediada por el SARS-CoV-2, podría explicar parte de los síntomas del Covid-19 prolongado, tales como la disfonía, la disfagia o dificultad para tragar, los mareos, la taquicardia, la hipotensión ortostática, y la diarrea.

El nervio vago (décimo par craneal) inicia su recorrido en el sistema nervioso central, a nivel del bulbo raquídeo, ingresa al tórax y llega al corazón, los pulmones, al intestino y a varios músculos, entre ellos respiratorios como el diafragma, y a músculos que intervienen en la deglución y fonación. Interviene en el control del habla, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, la deglución, el reflejo nauseoso, y la sudoración, entre muchas otras funciones más.

Los autores hicieron una extensa evaluación anatómica mediante imágenes, tales como resonancias magnética nuclear y ecografía, así como funcionales de los nervios vagos, en una cohorte de pacientes con síntomas persistentes de Covid-19.

De 348 pacientes, 228 (66%), tenían síntomas sugestivos de disfunción del nervio vago.

Los resultados próximos a publicarse y presentar en el congreso, están basados en los primeros 22 sujetos (es decir, un 10 % de los pacientes con síntomas sugestivos de DNV):

  • 20 (91%) eran mujeres, con edad media de 44 años.
  • Los síntomas de DNV más frecuentes fueron diarrea (73%), taquicardia (59%), mareos, disfagia, disfonía (45% cada uno), e hipotensión ortostática (14%).
  • Casi todos (86%, 19 sujetos), tenían 3 o más síntomas de DNV.
  • La mediana de duración de los síntomas fue de 14 meses.
  • En 6 individuos (27%), mediante ecografía, se detectó alteración anatómica del nervio vago a nivel del cuello: engrosamiento y aumento de la ecogenicidad, sugestivos de edema e inflamación leve.
  • En 10 individuos (46%), por ecografía torácica, se vio aplanamiento de la curva diafragmática, lo que se traduce en una menor excursión del músculo durante la respiración, con menores presiones inspiratorias, sugestivas de debilidad muscular. Esto podría ser una causa más de disnea en los pacientes con Covid-19 prolongado.
  • En 18 paciente se evaluó la alimentación y la función digestiva. De estos, 13 (72%) informaron dificultad para tragar en pruebas de deglución, a nivel de la orofarínge.
  • También se constató en un grupo de pacientes dificultad para transportar los alimentos del esófago al estómago, y del estómago al intestino.
  • 9 de 19 individuos evaluados (47%) tenían reflujo gastroesofágico.
  • Al evaluar la función de la voz, 8 de 17 individuos evaluados (47%) tenían una voz anormal, y 7 de 8 individuos evaluados (88%), tenían disfonía.

Se vio en este ensayo clínico, a la espera de publicación y de revisión por pares, cómo la mayoría de los pacientes evaluados en una clínica por Covid-19 prolongado tienen síntomas múltiples atribuibles a disfunción del nervio vago, y como estos parecen afectar más a mujeres de edad media, con un tiempo sustancial de persistencia (más de 1 año).

La afectación del nervio vago podría ser, si se confirma esto, una característica fisiopatológica característica del Covid-19 prolongado.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This