Todo sobre COVID 19: Información para pacientes

por | 24, Jun, 2021 | Pacientes

15–16 minutos de lectura

1.512 vistas

Aquí se intentan aclarar las dudas sobre el COVID19, en un ping pong de preguntas y respuestas, utilizando vocabulario sencillo y al alcance de todos.

¿Qué es el COVID-19?

El COVID-19 o coronavirus se refiere a la enfermedad causada por un virus llamado SARS-CoV-2. El virus apareció por primera vez a finales de 2019 y se propagó rápidamente por todo el mundo..

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Los síntomas suelen comenzar 4 o 5 días después de que la persona se infecta. Sin embargo, en algunos casos pueden tardar hasta 14 días aparecer. Por lo tanto, luego de estar expuesto al virus, puede presentar síntomas entre 4 y 14 días luego. Hay personas que no tienen ningún síntoma. Cuando aparecen síntomas, algunos pueden ser:

– FiebreTos
– Dificultad para respirar
– Sensación de cansancio
– Escalofríos
– Dolores musculares
– Dolor de cabeza
– Dolor de garganta
– Alteraciones del olfato o del gusto
– Rinitis

Algunas personas tienen problemas digestivos como náuseas o diarrea. También se han informado algunos casos de sarpullidos u otros síntomas en la piel. En la mayoría de los casos, los síntomas mejoran rápidamente, y luego de 10 días, están de alta médica.

Sin embargo, un número reducido de personas se enferma gravemente, presentan neumonía con dificultad para respirar y requiere de internación en hospitales y uso de oxígeno. En casos graves, los órganos dejan de funcionar, lo que puede causar la muerte.

Algunas personas siguen con síntomas molestos durante semanas o incluso meses (llamado COVID prolongado – LONG COVID). Esto parece más probable en el caso de quienes se enferman gravemente. Sin embargo, también puede observarse en personas con enfermedad leve.

Niños

Si bien los niños pueden contraer COVID-19, sus probabilidades de tener síntomas graves son muchísimo menor que los adultos.

¿Estoy en riesgo de enfermar gravemente?

Depende de su edad y de su estado de salud. El riesgo aumenta principalmente con la edad. Además, es mayor en personas que tienen otros problemas de salud, como enfermedad cardíaca grave, enfermedad renal crónica, diabetes tipo 2, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y obesidad. También las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado por otros motivos (por ejemplo, a causa de una infección por VIH o ciertas medicaciones que bajan las defensas – corticoides – inmunosupresores), asma, fibrosis quística, diabetes tipo 1 o Hipertensión arterial tiene un riesgo más elevado de desarrollar problemas graves.

¿Cómo se contagia el COVID-19?

El virus que causa COVID-19 se transmite principalmente de persona a persona. En general, esto ocurre cuando una persona infectada tose, estornuda o habla cerca de otras personas. Es decir, que se transmite a traves del aire. El virus se transporta a través de diminutas partículas provenientes de los pulmones y las vías respiratorias de la persona infectada. Estas partículas pueden desplazarse fácilmente por el aire hacia otras personas cercanas. En algunos casos, como por ejemplo en los espacios cerrados donde circula siempre el mismo aire, el virus presente en las partículas podría esparcirse a otras personas que se encuentran a más distancia.

Muy infrecuentemente, se cree que es posible infectarse al tocar una superficie en la que se encuentra el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos. Sin embargo, esto es muy improbable. Es posible infectarse y contagiar a otras personas SIN TENER SÍNTOMAS y por lo tanto no saberlo. Por eso, que las personas se mantengan alejadas es una de las mejores maneras de desacelerar la propagación de la enfermedad (2 metros).

¿Existen distintas variantes del virus que causa COVID-19?

Los virus cambian, o «mutan», permanentemente. Cuando esto ocurre, puede formarse una nueva cepa o «variante». Esto aumenta cuando hay alta tasa de propagación del virus. Hasta el momento las nuevas variantes no alteran la forma en que el virus actúa, y tampoco disminuye la efectividad de las vacunas en los diferentes virus.

Los expertos han descubierto una serie de variantes nuevas del virus COVID-19. Las están analizando para comprender mejor si actúan de manera diferente y, si es así, cómo. También están continuamente analizando cuán efectiva es la protección que las vacunas contra esas variantes. Según la información actual, todas las vacunas disponibles brindan al menos cierta protección contra las distintas variantes.

¿Existe alguna prueba para detectar el virus que causa COVID-19?

Sí. Se toma una muestra del interior de su nariz y/o su boca con un hisopo para que le hagan pruebas de detección del virus. En algunos casos podría tomar una muestra de saliva.

Según el laboratorio, los resultados de la prueba pueden tardar hasta 24/48hs. Las pruebas utilizadas para diagnosticar el COVID-19 son «pruebas de ácido nucleico» (información genética) o bien «pruebas de antígenos» (proteínas del virus). En las pruebas de ácido nucleico, también llamadas pruebas «moleculares», se busca el material genético del virus.

En las pruebas de antígenos se buscan las proteínas del virus. Los resultados de estas pruebas pueden obtenerse con mayor rapidez que con la mayoría de las pruebas de ácido nucleico. Sin embargo, no son tan precisos como los de las pruebas de ácido nucleico. Es más probable que arrojen «falsos negativos».

FALSO NEGATIVO: Es cuando el resultado de la prueba es negativo pero la persona si está infectada.

También hay una prueba de sangre que permite saber si una persona tuvo COVID-19 anteriormente. Esto se denomina prueba de «anticuerpos». No suelen utilizarse solamente las pruebas de anticuerpos para diagnosticar el COVID-19 o tomar decisiones en cuanto a la atención médica. NO se recomienda el testeo de anticuerpos, ya que, de ser positivos, genera una falsa sensación de seguridad, y ya sabemos que pueden infectarse igualmente. Además, tampoco sabemos cuánto tiempo permanecen en nuestro organismo.

¿Se puede prevenir el COVID-19?

La mejor manera de prevenir el COVID-19 es vacunarse. La vacunación es la forma más segura y eficaz de prevenir enfermedades y salvar vidas. En la actualidad disponemos de vacunas para protegernos contra al menos 20 enfermedades, entre ellas la difteria, el tétanos, la tos ferina, la gripe y el sarampión. En su conjunto, esas vacunas salvan cada año tres millones de vidas en todo el mundo.

Cuando nos vacunamos, no solo nos protegemos a nosotros mismos, sino también a quienes nos rodean. A algunas personas, por ejemplo, las que padecen enfermedades graves, se les desaconseja vacunarse contra determinadas enfermedades; por lo tanto, la protección de esas personas depende de que los demás nos vacunemos y ayudemos a reducir la propagación de tales enfermedades.

Si una cantidad suficiente de personas recibe la vacuna, el virus dejará de propagarse con tanta rapidez. Se brinda más información sobre las vacunas contra el COVID-19 en el informe de vacunación covid19 – información para pacientes.

Si no se ha vacunado todavía, hay otras maneras de ayudar a protegerse y proteger a otros:

– Distanciamiento social Lo más importante es evitar el contacto con personas enfermas, pero el distanciamiento social también significa mantenerse a 2 metros de distancia de cualquier persona.

– Uso de Tapaboca/Barbijo El mismo debe quedarle bien ajustado sobre la cara, sin espacios libres. Al quitarse la máscara, asegúrese de no tocarse los ojos, la nariz o la boca. Después de tocar la máscara, lávese las manos. Las máscaras de tela se pueden lavar con el resto de la ropa sucia. Cuando se encuentre al aire libre y no haya personas cerca, es posible que no necesite usar el tapaboca.

– Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. Esto es particularmente importante después de haber estado en público o de haber tocado superficies que muchas personas también tocan, como picaportes o pasamanos. Es probable que el riesgo de infectarse al tocar objetos de este tipo sea extremadamente bajo. De todos modos, es conveniente lavarse las manos con frecuencia. Esto también ayuda a protegerlo de otras enfermedades, como la gripe, el resfrio común y algunas bacterias.

Asegúrese de lavarse las manos con jabón durante un mínimo de 20 segundos, y de limpiarse las muñecas, las uñas y la piel entre los dedos. Puede utilizar soluciones alcohólicas. Los más efectivos son aquellos que contienen un mínimo de 60 % de alcohol. Sin embargo, lo mejor es lavarse las manos con jabón y agua, si es posible.

– Evite tocarse la cara, especialmente la boca, la nariz y los ojos.

– Evite o limite los viajes, si puede. Cualquier tipo de viaje, especialmente si implica estar en lugares concurridos tales como aeropuertos, aumenta el riesgo de contraer y propagar la infección.

¿Qué debo hacer si tengo síntomas?

Si tiene fiebre, tos, dificultad para respirar u otros síntomas de COVID-19, llame a su médico, quien le hará preguntas sobre sus síntomas. Se le solicitará el hisopado para detección del virus. No siempre es útil realizar dicha prueba inmediatamente posterior a la aparición de los síntomas, ya que hay estudios que sugieren, que hay más falsos negativos en las primeras 24-48 hs de iniciada la enfermedad por covid.

¿Qué ocurre si me siento bien, pero creo que estuve expuesto?

Si cree que estuvo en contacto estrecho con una persona con COVID-19, lo más seguro que puede hacer es permanecer en auto cuarentena en su hogar durante 14 días. Se considera contacto estrecho a alguien que estuvo expuesto a una persona con covid, y cumple los siguientes criterios:

– Haber estado a menos de 2 mts de distancia
– No haber utilizado tapaboca
– Haber estado al menos 15 minutos de contacto

No todos los países toman esta decisión. En Estados Unidos, por ejemplo, depende de si está vacunado o no la indicación de aislamiento.

¿Cómo se trata el COVID-19?

La mayor parte de las personas se recupera en su casa. Sin embargo, quienes tienen síntomas graves u otros problemas de salud posiblemente tengan que ir al hospital.

Enfermedad leve – Si está levemente enfermo, podría tener síntomas como fiebre o tos, pero no dificultad respiratoria. La mayoría de las personas que tienen COVID-19 se enferman levemente y pueden hacer reposo y aislamiento en su domicilio hasta mejorarse. En general, esto ocurre en 10 días.

En los primeros 10 días (DIEZ), es importante que se quede en su casa y practique el «aislamiento» hasta que su médico le diga que es seguro que deje de hacerlo. El aislamiento consiste en mantenerse lejos de otras personas, incluso de quienes vivan con usted.

Se considera que el enfermo COVID19 CONTAGIA 10 días, contabilizando desde el inicio de síntomas.

Enfermedad grave – Si se enferma más gravemente y tiene dificultad para respirar, es posible que deba recibir tratamiento en el hospital. Mientras esté allí, lo más probable es que permanezca en una habitación de aislamiento especial. Solo el personal médico tendrá acceso a la habitación, y deberá usar batas, guantes, máscaras y protección ocular especiales.

Tal vez necesite más oxígeno para que le ayude a respirar fácilmente. Si le cuesta mucho respirar, tal vez necesite ser intubado, dormido, y conectado a un respirador mecánico artificial. El tubo se coloca por la boca, pasa a través de la garganta y llega hasta los pulmones, finalmente, se conecta a una máquina que lo ayuda a respirar, llamada «respirador».

Los médicos están estudiando varios tratamientos posibles para el COVID-19. En ciertos casos, podrían recomendar medicinas que parecen ayudar a algunas personas gravemente enfermas o en riesgo de enfermarse gravemente. También podrían recomendar formar parte de un estudio clínico. Un estudio clínico es un estudio científico en el que se prueban nuevas medicinas para ver cómo funcionan. Asegúrese de no probar ninguna medicina ni tratamiento nuevo sin haber hablado con un médico.

¿Qué debo hacer si vivo con alguien que tiene COVID-19?

Si vive con alguien que tiene COVID-19, hay algunas cosas más que puede hacer para protegerse a sí mismo y a los demás:

– Mantenga al enfermo alejado de otras personas El enfermo debe tener su propia habitación y usar otro baño, si es posible. Además, debe comer en su propia habitación.

– Pida al enfermo que se coloque un tapaboca cuando haya otras personas en la misma habitación.

– Lávese las manos Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente.

Sobre el autor

Agustín Izaguirre

Agustín Izaguirre

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 123398 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de planta del hospital de clínicas José de San Martín.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This