Deterioro cognitivo en adultos mayores que estuvieron hospitalizados, a 1 año de tener Covid-19

por | 16, Abr, 2022 | Post Covid

8 minutos de lectura

31 vistas

Revisamos en InfoMed un trabajo chino, publicado en JAMA, donde evaluaron la incidencia de deterioro cognitivo en sobrevivientes del Covid-19, a 1 año de la enfermedad.

PUNTOS CLAVE

  • El Covid-19 puede generar deterioro cognitivo a largo plazo.

  • Un grupo de investigadores chinos comparo casi 1500 sobrevivientes de Covid-19, mayores de 60 años, que habían estado hospitalizados, con más de 400 controles sanos.

  • Se les realizó, para evaluar su cognición, una prueba de tamizaje de demencia a los 6 meses, y otra basada en encuesta telefónica, a los 12 meses.

  • A los 12 meses, el 12.45% de la población de estudio tenía un deterioro cognitivo.

  • Los pacientes que estuvieron graves durante la enfermedad aguda, tuvieron más deterioro cognitivo que los que no lo estuvieron, a los 12 meses.

  • El Covid-19 se asoció con casi 5 veces mayor riesgo de tener deterioro cognitivo a los 6 meses, 7.5 veces más a los 12 meses y 19 veces más riesgo de tener deterioro cognitivo progresivo, al compararlos con los controles sanos.

     

Se publicó en JAMA Neurología, el 8 de marzo de este año, Trayectoria a 1 año de los cambios cognitivos en los sobrevivientes mayores del Covid-19 en Wuhan, China: un estudio de cohorte longitudinal (1), a cargo de un grupo de investigadores chinos, con los resultados de su investigación sobre el impacto a largo plazo del Covid-19 en la cognición.

Previamente, se vio que con el MERS, otro coronavirus pandémico, que hasta un 15% de los sobrevivientes tenía algún tipo de deterioro cognitivo.

El Covid-19 genera una variedad de secuelas neurológicas en los sobrevivientes, que incluyen mareos, cefalea, mialgias, trastornos del gusto y del olfato, polineuropatía, miositis, enfermedad cerebrovascular, encefalitis y encefalopatía. Las quejas cognitivas son comunes en la etapa aguda y subaguda del Covid-19.

Una queja cognitiva es el relato del paciente de que le está pasando «algo». A veces es un trastorno en la memoria, sensación de pensamiento «enlentecido», no encontrar una palabra, dificultad para concentrarse, etc.

Cuando lo objetivamos esto con pruebas, esa queja para a considerarse un deterioro o declinación en la cognición.

En este ensayo establecieron, en pacientes que habían estado internado por Covid-19, la trayectoria de su cognición después de 1 año del alta hospitalaria.

El estudio

Llevaron adelante un estudio de cohorte retrospectivo.

La población del estudio fueron 3233 sobrevivientes de 60 años o más, que fueron dados de alta de 3 hospitales de Wuhan, China, del 10 de febrero del 2020, al 10 de abril del mismo año. Es decir, fueron pacientes que habían estado hospitalizados.

El Covid-19 se lo clasificó como grave o no grave según las guías de la Sociedad Americana de Tórax (American Thoracic Society, ATS), para neumonía adquirida en la comunidad (NAC):

Covid-19 grave se definió por frecuencia respiratoria de 30 o más respiraciones por minuto, dificultad respiratoria severa o saturación de oxígeno respirando aire ambiente de 90% o menos (una clasificación más «dura» que la de la Organización Mundial de la Salud).

Sus cónyuges no infectados fueron usados como población control (466 individuos).

Se excluyó a los pacientes que, antes de tener el Covid-19, ya tenían deterioro cognitivo, enfermedades neurológicas, historia familiar de demencia, así como enfermedad cardíaca, hepática o renal severa, o cualquier forma de tumor.

El seguimiento de la función cognitiva y su declinación se hizo a 6 y 12 meses.

En el análisis final se incluyeron en total 1438 sobrevivientes del Covid-19, y 438 individuos control.

Metodología

El principal resultado medido fue el cambio en la cognición 1 año después del alta del hospital.

Los cambios en la cognición se evaluaron usando:

  • A los 6 meses, el Cuestionario Informante Sobre el Deterioro Cognitivo en los Ancianos (Informant Questionare ok Cognitive Decline in the Elderly, IQCODE), que es una prueba usada para detección de demencia, ya que permite evaluar la disminución de la cognición. Contiene 16 ítems.
  • A los 12 meses, la Entrevista Telefónica de Status Cognitivo-40 (Telephone Interview of Cognitive Status-40, TICS-40), que incluye 10 variables, y tiene un máximo de 40 puntos.

Según los cambios cognitivos en la 2 períodos, la evolución de la cognición de clasificó en 4 categorías:

  • Cognición estable (las pruebas fueron normales).
  • Declinación cognitiva temprana (una primer prueba de los 6 meses alterada).
  • Declinación cognitiva tardía (una primer prueba normal, con una segunda alterada, a los 12 meses).
  • Declinación cognitiva progresiva (ambas pruebas alteradas, a los 6 y 12 meses).

Se aplicaron distintos métodos estadísticos para corregir los resultados por factores asociados con riesgo de declinación cognitiva.

Los resultados

Se incluyeron en el análisis final 1438 pacientes sobrevivientes del Covid-19, y 438 individuos control, sin Covid-19.

Casi la mitad fueron hombres (48%), con una edad media de 69 años.

La incidencia de deterioro cognitivo a los 12 meses del alta hospitalaria fue del 12.45%.

Los individuos que tuvieron Covid-19 grave tuvieron más deterioro cognitivo a los 12 meses que los que no tuvieron enfermedad grave (sus puntajes de TICS-40 fueron más bajos: 22.5 versus 30 puntos de media, con 31 en los controles sanos).

El Covid-19 grave se asoció con un mayor riesgo de, en comparación con los controles:

  • Declinación cognitiva temprana (6 meses), con casi 5 veces más riesgo (Odds Ratio, OR 4.87).
  • Declinación cognitiva tardía (12 meses), con un riesgo de más de 7.5 veces más (OR 7.58).
  • Declinación cognitiva progresiva, con 19 veces más riesgo (OR 19).

El Covid-19 no grave se asoció con un 71% más de riesgo de padecer declinación cognitiva temprana, al compararlos con individuos sanos de características similares (OR 1.71).

Las conclusiones

En esta cohorte de casi 1500 sobrevivientes del Covid-19, de 60 o más años, la enfermedad se asoció con un riesgo aumentado de declinación o deterioro cognitivo en el tiempo, especialmente en los pacientes que estuvieron más graves.

Estos hallazgos sugieren que el deterioro cognitivo a largo plazo después de la infección por SARS-CoV-2 es frecuente, lo que nos obliga a evaluar el impacto de la pandemia del Covid-19 sobre la carga de casos de demencia en el mundo en los próximos años.

En otras publicaciones vimos que el Covid-19 se asocia con un mayor riesgo de tener un diagnóstico de demencia dentro de los 6 meses de la infección: 3.3% tienen demencia, y 9.1% tienen deterioro cognitivo menor al año de la infección, principalmente los individuos que tuvieron una infección más grave.

Acá encontraron que el 3.3% de los sobrevivientes de Covid-19 tienen demencia al año de la infección, y el 9.1%, deterioro cognitivo menor. La incidencia de demencia y de deterioro cognitivo menor en los pacientes más graves, fue de 15 y 26.15%, respectivamente.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This