¿De qué hablamos cuando hablamos de influenza o gripe aviar H5N1?

por | 19, Jun, 2024 | Infectología

11–12 minutos de lectura

A raíz de un brote de gripe aviar H5N1 en Estados Unidos, con 4 casos en humanos hasta el momento (1), repasamos qué tipos de virus de la gripe existen, qué es la gripe aviar y qué implicaciones tiene esta enfermedad para la salud pública.

PUNTOS CLAVE

  • Existen 4 tipos de virus de la gripe: A, B, C, D. A y B generan las epidemias estacionales. Solo A puede generar una pandemia. C genera solo casos leves y esporádicos, y D no afecta a los humanos.
  • Los virus influenza A, tienen 2 proteínas de superficie: H y N, que a su vez tienen subtipos y se pueden combinar, generando alrededor de 130 subtipos distintos de influenza A en la naturaleza, principalmente en aves silvestres, gracias a la predisposición del virus a la redistribución de los segmentos de su genoma.
  • Los actuales virus de influenza circulantes son H1N1 y H3N2.
  • La gripe o influenza aviar es una enfermedad de las aves causada por el virus H5N1, que surgió en Hong Kong en 1997. Esporádicamente, afecta a los humanos, con 880 casos y más de 60 muertos en casi 20 años. No hay transmisión entre humanos.
  • Los científicos están preocupados porque es una amenaza para la producción avícola mundial, por el riesgo, (aunque bajo) de transmisión a humanos, y por el riesgo potencial de que se recombine el virus, y se genere una nueva forma de virus más mortal, y altamente infeccioso.
  • El virus de la influenza aviar se diseminó por toda América, de norte a sur, desde el año 2022. Desde abril del 2024, en Estados Unidos se detectó el virus en casi 9.400 aves salvajes, alrededor de 10 millones de aves de corral, y en 95 rebaños de vacunos. Hay, además, 4 casos de infección en humanos.

Entendiendo la gripe o Influenza (2)

En total, hay 4 tipos de virus de la gripe o influenza: A, B, C y D. Los virus de la Influenza A y B son los que causan las epidemias estacionales y enfermedades en humanos, casi todos los inviernos.

Los virus de la influenza A son los únicos virus que se sabe que causan pandemias de influenza (es decir, epidemias globales).

Las infecciones por el virus de influenza tipo C, por lo general causan una enfermedad leve, y se cree que este, no causa epidemias.

Los virus de influenza D afectan principalmente al ganado, y no afectan a los humanos.

Una pandemia puede darse cuando aparece un virus nuevo y diferente de influenza A, que infecta a las personas, tiene la capacidad de propagarse eficazmente entre ellas, y contra el cual las personas tienen poca o ninguna inmunidad.

Los virus de influenza A se dividen en subtipos, según 2 proteínas de su superficie:

  • Hemaglutinina (H). Hay 18 subtipos (H1 a H18)
  • Neuraminidasa (N). Hay 11 subtipos (N1 a N11)

Por combinación de estos subtipos de proteínas H y N, se han encontrado 130 subtipos de influenza A en la naturaleza, principalmente en aves silvestres, gracias a la predisposición del virus a la «redistribución» de segmentos de su genoma.

Los virus también se nombran según su hospedador de origen: aviar, porcino, equino, etcétera.

Redistribución de segmentos virales: ¿qué es?

La redistribución es un proceso a través del cual los virus de influenza intercambian segmentos de genes.

Se produce cuando 2 o más virus de la influenza infectan a un mismo huésped al mismo tiempo, e intercambian información genética entre sí.

Los actuales subtipos de virus de influenza A que circulan habitualmente entre las personas incluyen el A(H1N1) y el A(H3N2), que ahora son los responsables de las últimas epidemias en humanos.

INFLUENZA A

Los subtipos de influenza A pueden dividirse en diferentes «clados» y «sub-clados» genéticos, que pueden denominarse, alternativamente «grupos» y «subgrupos», respectivamente.

Un clado o grupo de influenza es otra subdivisión de los virus de influenza (además de subtipos o linajes), según la similitud de las secuencias genéticas de hemaglutinina.

Actualmente, el virus influenza A (H1N1) en circulación está relacionado con el virus pandémico H1N1 2009, que apareció en la primavera del 2009, y causó la última pandemia de influenza (3).

Este virus es llamado científicamente «virus A(H1N1) pdm 09», y es generalmente conocido como «H1N1 2009».

INFLUENZA B

Los virus de influenza B no se dividen en subtipos, pero, en cambio, se clasifican en 2 linajes: B/Yamagata y B/Victoria.

Al igual que los virus de influenza A, los virus de influenza B pueden clasificarse en clados y subclados específicos.

Los virus de influenza B por lo general cambian más lentamente respecto de sus propiedades genéticas y antigénicas que los virus de influenza A.

¿De qué hablamos cuando hablamos de influenza o gripe aviar (4)?

La gripe o influenza aviar («gripe del pollo») es una enfermedad avícola, causada por ciertos virus de la influenza A, que afectan a las aves.

Estos virus, esporádicamente infectan a los humanos: desde 2003, hasta 2022, hubo 880 casos, con más de 460 muertes, en 23 países.

Se disemina a la distancia por aves silvestres, principalmente migratorias, y puede infectar a aves de corral (pollos, gallinas, gansos, pavos, etcétera) y aves traspatio (aquellas que se tienen «en el fondo» de la casa o en el patio, generalmente para consumo doméstico de su carne o huevos).

Las aves de corral se infectan por uno de 2 tipos de virus de gripe aviar, definidos por la gravedad de la enfermedad que generan en animales:

  • Virus altamente patógenos o IAAP (propagación rápida, matan a casi todo el plantel de aves en 48 horas o menos).
  • Virus poco patógenico o IABP (causan síntomas leves, como plumas erizadas, una menor producción de huevos, o no causan síntomas graves).

Cuando, en forma poco frecuente, infectan a los humanos, la enfermedad puede ser potencialmente grave.

Los individuos en riesgo de infección son:

  • Productores avícolas y sus empleados
  • Personal técnico de plantas de procesamiento avícola
  • Personal encargado del cuidado de galpones y cría de gallinas o pollos
  • Trabajadores encargados de controlar brotes

Las primeras infecciones en humanos por H5N1 fueron en Hong Kong, en 1997. Se cree que estos se contagiaron por aves de corral.

Actualmente, los casos reportados desde el año 2003 son por influenza aviar H5N1, de alta patogenicidad.

Este virus se originó en Asia, y de ahí se extendió a Europa, América y África.

El virus H5N1 se excreta en heces, saliva, y secreciones nasales de las aves infectadas.

Principalmente, ingresa al organismo de las personas no infectadas por nariz, boca, ojos, pulmones, a través de transmisión aérea, o por contacto con superficies contaminadas, secundariamente.

Se cree que se necesita un tiempo prolongado de exposición para infectarse.

No se transmite por el consumo de carne de pollo ni de huevos.

Distintas autoridades sanitarias (Organización Mundial de la Salud, Organización Panamericana de la Salud, y autoridades nacionales de varios países) emitieron alertas epidemiológicas en el último bienio. Argentina se incluye en esta lista, por brotes en distintas especies animales (5).

¿Por qué la influenza aviar preocupa y ocupa a los científicos?

Hay 3 motivos por los cuales a los científicos les preocupa este virus:

  • Este constituye una amenaza para la producción avícola en todo el mundo, principalmente la producción de pollos.
  • Este virus se ha transmitido de aves a seres humanos, y ha generado enfermedad grave, y muertes.
  • Existe el riesgo teórico de que se transforme en un virus altamente infeccioso para los seres humanos (aclaramos, ahora no lo es), y que se transmita con facilidad de persona a persona (esto no paso todavía desde el año 2003 con el virus H5N1).

¿Cuál es la situación actual en Estados Unidos?

El 1 de abril del 2024, el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas informó que un trabajador de una granja lechera había dado positivo por el virus de la influenza aviar A (H5N1) altamente patogénico, después de la exposición a ganado lechero presuntamente infectado.

El CDC confirmó estos hallazgos de laboratorio, mediante PCR. El paciente tenía solo síntomas de conjuntivitis, sin otros síntomas. Se indicó tratamiento con oseltamivir, y aislamiento.

Los convivientes de su domicilio recibieron también profilaxis post-exposición con oseltamivir: ninguno enfermó.

Se encontró, además, el virus A(H5N1) en altas concentraciones en leche no pasteurizada (cruda) de vacas infectadas.

Se identificó un segundo caso humano de A(H5N1) con conjuntivitis en Michigan, que se informó el 22 de mayo del 2024.

Estos son los 2 primeros casos reportados de transmisión de Influenza A (H5N1), de vacas, a humanos.

Previamente, se había encontrado este virus en vacas, gatos, mapaches y zarigüellas.

La secuenciación genética informó el clado 2.3.4.4b, que ya había sido detectado en aves salvajes, aves de corral comerciales, aves de traspatio, y otros animales desde enero del 2022.

Se sumaron después 2 casos más en humanos. En total, hay hasta ahora en Estados Unidos 4 casos en 3 estados: 3 por exposición a vacas lecheras, y 1 por exposición a aves de corral (1).

Hasta el momento el virus se detectó en

  • 9.398 aves salvajes
  • 96.814.656 aves de corral
  • 85 rebaños de vacas lecheras
  • 10 rebaños de vacunos no dedicados a la producción lechera

¿Cómo es la enfermedad que genera en humanos? (6)

Las personas que se contagian por lo general lo hacen a partir de aves o animales enfermos.

La transmisión puede darse a partir de las secreciones o excretas de los animales, que ingresan a los segundos por los ojos, nariz o boca, o por inhalación, en ausencia de equipos de protección (bata, guantes, barbijo y protección ocular).

También puede ser por fómites u objetos inanimados contaminados.

Uno de los principales factores de riesgo para la infección es la exposición a aves muertas o enfermas durante la semana anterior a la fecha de inicio de los síntomas en humanos.

La transmisión entre humanos es limitada, y no sostenida (no hay evidencia de transmisión sostenida entre humanos). Es decir, es sumamente infrecuente.

Los síntomas más comunes son diferentes para cada cepa de gripe aviar.

Hasta ahora, todas las cepas tienden a causar:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar o disnea

Otros síntomas podrían ser:

  • Diarrea
  • Cefalea
  • Dolores musculares o articulares
  • Odinofagia (dolor de garganta)
  • Goteo nasal
  • Confusión

El virus puede causar enfermedad grave: se ha reportado que más de la mitad de las personas con Influenza Aviar H5N1, y 4 de cada 10 personas con Influenza Aviar H7N9, mueren.

La gravedad es muy diferente a la de la gripe estacional. Algunas personas pueden estar expuestas al virus, y desarrollar solamente una enfermedad leve, o sin síntomas. Esto hace que la mortalidad real de la enfermedad quizás sea menor.

Referencias

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117.882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, Séptima Cátedra de Medicina – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE. Asesor Médico, Gerencia Médica de Urgencias, OSDE. Contacto IG > @ramiroherediaok

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

CONGRESO CLÍNICAS 2024

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Pin It on Pinterest

Share This