¿Cuánto duran los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en los pacientes que tuvieron Covid-19?

por | 15 Sep, 2021 | Post Covid, Vacunas | 0 Comentarios

4 minutos de lectura

790 vistas

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reconocen que una infección previa por SARS CoV-2 reduce el riesgo de reinfección durante un período mínimo de 90 días.

La durabilidad de los anticuerpos séricos contra la proteína de la espiga del SARS CoV-2 proporciona información sobre la memoria inmunológica después de una infección natural por este virus. Existen datos de la literatura que apoyan el concepto que los niveles de estos anticuerpos inducidos por una infección natural protegen contra la infección posterior.

Se realizó este estudio donde se evaluó en una cohorte de trabajadores de la salud (TDS) la durabilidad de los anticuerpos anti espiga (Ig) G contra el SARS-CoV-2 adquiridos tras una infección natural. Se incluyeron 3015 TDS de 5 hospitales regionales en Johns Hopkins Health System y fueron enrolados en un estudio de cohorte prospectivo evaluando la seroprevalencia de los anticuerpos anti espiga contra el SARS-CoV-2.

Se evaluaron muestras de suero de los participantes y estos completaron encuestas (incluida la información demográfica y datos de exposiciones) cada 3 a 4 meses después de la incorporación al estudio. Se analizaron e incluyeron en el estudio las muestras perteneciente a trabajadores de la salud que dieron PCR positivo para SARS-CoV-2 y tuvieron al menos 1 determinación de anticuerpos anti-SARS-CoV-2 positivo. Se incluyó en el análisis la medición de IgG antes de la vacunación de los TDS.

Los resultados del estudio mostraron la durabilidad de estos anticuerpos hasta 10 meses después de una infección natural, poniendo en evidencia que los títulos de IgG se extienden más allá del período sugerido por el CDC y ampliando los intervalos recientemente publicados de protección por parte de la infección natural que serían de 6 a 8 meses.

Este estudio tiene como limitaciones analizar una muestra dentro de una cohorte de trabajadores de hospitales, lo que significa que los resultados pueden no ser generalizables al resto de la población. También se necesitan estudios adicionales para determinar si los niveles de anticuerpos representan una inmunidad duradera para el SARS-CoV-2 en evolución.

Debido a que el suministro de vacunas para COVID 19 sigue siendo limitado a nivel mundial, las personas con anticuerpos de origen natural pueden contribuir a la inmunidad colectiva. Por lo tanto, algunos países pueden considerar priorizar la vacunación para aquellos sin anticuerpos medibles, una estrategia utilizada en campañas de vacunación cuando la escasez de vacunas se transforma en un problema. Cabe resaltar de todas maneras que se necesita más investigación para comprender la protección contra variantes emergentes basadas en la inmunidad natural frente a la otorgada por la vacuna.

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Encontrá más información!

Seguinos en Redes!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Novedades

Pin It on Pinterest

Share This