Trastorno de ansiedad y depresión: medicación versus ejercicio físico (y beneficios más allá del diván)

por | 7, Feb, 2024 | Medicina Interna, Psiquiatría

7 minutos de lectura

Un grupo de investigadores holandeses comparó los efectos del tratamiento de la depresión y de la ansiedad con antidepresivos, versus salir a correr, en los síntomas psiquiátricos, y en el cardiometabolismo. Estos fueron los resultados (1).

PUNTOS CLAVE

  • Un grupo de científicos holandeses comparó el efecto del uso de antidepresivos (IRSS, inhibidores de la recaptación de serotonina: escitalopram y sertralina), con la terapia física (salir a correr, 2 veces por semana).
  • Para esto, dividieron a la población en 2 grupos, y los siguieron por 16 semanas. Los siguieron con scores de depresión del DSM IV, y múltiples parámetros antropométricos, como por ejemplo, toma de la tensión arterial.
  • En ambos grupos fue similar la mejoría de los síntomas de depresión, sin diferencias estadísticas significativas.
  • Tras ambas intervenciones, el 46% del grupo que utilizó antidepresivos, y el 43% del grupo que aplicó el running como estrategia, ya no cumplían con criterios diagnósticos de depresión o ansiedad generalizada.
  • Sí, ambos grupos difirieron significativamente en los cambios en la salud física, específicamente en el peso, la circunferencia de la cintura, la presión arterial sistólica y diastólica, la frecuencia cardíaca y la variabilidad de la frecuencia cardíaca, con resultados más favorables para el grupo de terapia de running.
  • Vemos acá como una estrategia terapéutica basada en el ejercicio físico puede llegar a ser tan efectiva como una primera línea de tratamiento con fármacos para la depresión y/o ansiedad.

    Depresión y ansiedad: más allá de la salud mental

    Los trastornos depresivos y de ansiedad causan un sufrimiento inmenso al comprometer tanto la salud mental, como física.

    La medicación antidepresiva es, junto con la psicoterapia, el tratamiento estándar de primera línea, con una efectividad moderada y en general, bien tolerado.

    Algunas veces, los tratamientos antidepresivos no son efectivos, y pueden estar asociados con efectos secundarios.

    El ejercicio como tratamiento

    Una alternativa para el tratamiento es la terapia de “ejercicio”: distintos metanálisis mostraron que, para la depresión leve a moderada, el efecto del ejercicio es comparable al de la medicación antidepresiva y la psicoterapia (con efectos más grandes para el ejercicio aeróbico), mientras que, para la depresión severa, las intervenciones de ejercicio parecen ser una valiosa terapia complementaria.

    Para las personas con trastornos de ansiedad, las intervenciones de ejercicio también mostraron una efectividad similar a los tratamientos convencionales, aunque en estudios más chicos.

    Mientras que los antidepresivos y las intervenciones de ejercicio pueden tener un impacto comparable en la salud mental, su impacto en la salud física está poco estudiado en la población de pacientes con trastornos psiquiátricos.

    Además, el ejercicio lleva a las personas a salir, a establecer metas personales, a mejorar su condición física y a participar en actividades grupales.

    A nivel biológico, tanto las intervenciones con antidepresivos como el ejercicio han demostrado impactar en las vías neurobiológicas y fisiológicas. Por ejemplo, se sabe que el ejercicio reduce el estrés oxidativo, la inflamación, el cortisol, y la desregulación del síndrome metabólico.

    Por otro lado, algunos estudios mostraron que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina resultaron en un aumento de peso corporal, tono parasimpático, y de ciertos parámetros de inflamación.

    En un estudio reciente compararon el ejercicio con el escitalopram, en 128 pacientes con enfermedad coronaria y trastorno de ansiedad: se vio que el ejercicio aumentaba más la captación máxima de oxígeno, pero no se encontraron diferencias en la variabilidad de la frecuencia cardíaca y la función endotelial.

    Un nuevo estudio en busca de respuestas

    Es importante entender el impacto de los antidepresivos y el ejercicio en la salud física, ya que estos pacientes tienen un mayor riesgo de distintas enfermedades físicas, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la obesidad. El encontrar un tratamiento que proteja la salud física, podría ayudar a prevenir o reducir dicha morbilidad.

    Para aprender más sobre esto, un grupo de investigadores holandeses llevó adelante un estudio de intervención de 16 semanas. Este es el primero dedicado a examinar y comparar el impacto de la medicación antidepresiva y el ejercicio (terapia de running) en la salud mental (estado de diagnóstico, y gravedad de los síntomas) y la salud física (indicadores metabólicos e inmunológicos, frecuencia cardíaca, variabilidad de la frecuencia cardíaca, peso, función pulmonar, fuerza de agarre manual, estado físico), en una muestra de pacientes con trastornos depresivos y/o de ansiedad.

    La hipótesis fue que las intervenciones no diferirían en los resultados de la salud mental, pero podrían mostrar resultados diferenciales en la salud física.

    Aleatorizaron parcialmente (teniendo en cuenta su preferencia) a 141 pacientes con depresión y/o trastorno de ansiedad: les ofrecieron un tratamiento de 16 semanas con medicación antidepresiva (escitalopram o sertralina), o terapia de running en grupo, ≥ 2 veces por semana.

    La evaluación al inicio, y la evaluación posterior al tratamiento en la semana 16 incluyó la medición de distintos indicadores de salud mental (estado del diagnóstico, y gravedad de los síntomas) e indicadores de salud física (indicadores metabólicos e inmunológicos), frecuencia cardíaca (variabilidad), peso, función pulmonar, fuerza de agarre manual, estado físico, etcétera.

    Los resultados: ¿qué encontraron en este estudio?

    Incluyeron 141 participantes en el análisis final. La edad promedio fue 38.2 años. El 58.2% fueron mujeres:

    • 45 participantes recibieron medicación antidepresiva.
    • 96 se sometieron a terapia de running.

    Los análisis de intención de tratar mostraron que las tasas de remisión en la semana 16 fueron comparables (grupo antidepresivos, 44.8%, versus running, 43.3%).

    Los grupos difirieron significativamente en varios cambios en la salud física:

    • Peso (d=0.57)
    • Circunferencia de la cintura (d=0.44)
    • Presión arterial sistólica (d=0.45) y diastólica (d=0.53)
    • Frecuencia cardíaca (d=0.36)
    • Variabilidad de la frecuencia cardíaca (d=0.48)

    Las conclusiones: ¿qué nos deja este estudio?

    Mientras que las intervenciones tuvieron efectos comparables en la salud mental, la terapia de carrera superó a los antidepresivos en la salud física. Vemos acá como la actividad física puede ser un tratamiento único o adyuvante de otros en las personas con ansiedad y depresión, con beneficios importantes en la salud cardiometabólica.

    Sobre el autor

    Agustín Izaguirre

    Agustín Izaguirre

    AUTOR

    Médico especialista en Medicina Interna. MN 123398 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de planta del hospital de clínicas José de San Martín.

    Anuncian este espacio

    Notas relacionadas

    ¿Buscás más contenido?

    AUSPICIAN ESTE ESPACIO

    Calendario

    febrero 2024
    L M X J V S D
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829  

    Pin It on Pinterest

    Share This