Nueva ola de Covid-19 en el Reino Unido: 3 mitos sobre Ómicron, en los que creen los británicos, que podrían ser parte de las causas

por | 3, Abr, 2022 | Variantes

7 minutos de lectura

707 vistas

Revisamos en InfoMed una reciente publicación del periódico británico The Guardian, en la que una matemática y profesora en investigación operativa (disciplina que se ocupa del desarrollo y aplicación de métodos analíticos avanzados para mejorar la toma de decisiones) discute 3 mitos sobre Ómicron en los que creen los británicos, y que podrían ser parte del motor de la nueva ola. Experiencias importadas que podrían ayudarnos a prevenir que la historia se repita en otros lugares del mundo.

El 30 de marzo se publicó en The Guardian, un importante periódico británico, ¿Por qué está el Reino Unido viendo de cerca el récord de casos de Covid-19? Nosotros todavía nos creemos los 3 grandes mitos acerca de Ómicron. La autora, Christina Pagel, es directora de una unidad que aplica métodos analíticos de avanzada a los problema de la salud pública.

Analiza la situación actual en el Reino Unido, con las personas queriendo volver a la vida normal, un número creciente de casos de Covid-19 y el NHS (sistema de salud británico) bajo una fuerte presión por los nuevos pacientes y por los contagios en el staff.

Se viven en el Reino Unido 2 realidades: por un lado, las personas han retornado a su vida como si el Covid-19 hubiera terminado, y por el otro, se están acercando al récord de casos, con 4.26 millones de casos en la última semana. Además, las personas que tienen Covid-19 no asisten al trabajo ni a las escuelas, con lo que hay una disrupción en el sistema.

Las hospitalizaciones por Covid-19 están solo un 2% por debajo de las del primer pico de Ómicron hace 2 meses, y en ascenso.

Aunque la mitad de estas hospitalizaciones son por otra razón (es decir, se internan «con Covid-19», pero no «por Covid-19»), estas siguen subiendo. Las admisiones en mayores de 65 años son ahora un 15% más altas que en el pico de enero del 2022.

La pandemia cambió, pero la idea de que terminó es falsa. Ómicron es una variante mayor, como lo fueron Alfa y Delta. Esta idea es por que las personas, e incluso el gobierno, se creen el primer mito de la era de Ómicron.

Primer mito: «El coronavirus ahora es endémico, y es otra enfermedad con la que tenemos que vivir».

Sí, tenemos que vivir con el virus, pero la palabra «endémico» se usa generalmente para definir una enfermedad que no se disemina sin control en ausencia de medidas de salud pública; una enfermedad «endémica», sería una enfermedad previsible. Esto claramente todavía no describe al Covid-19:

  • Recién salimos de la ola más grande de casos con Ómicron BA.1.
  • Surgió Ómicron BA.2, algunos meses después de BA.1, con brotes en varios países europeos.

Qué el Covid-19 se declare «endémico», no significa que sea leve. Muchas enfermedades endémicas se relacionan con muertes y carga global de enfermedad, como la malaria y la tuberculosis.

Segundo mito: «El Covid-19 está evolucionando a formas más leves, y cada variante va a ser más leve aún, hasta que al final se vuelva un resfrío común.»

Cada variante fue, en la evolución, completamente independiente de la anterior. Hasta ahora, toda variante fue peor que la dominante anterior, excepto Ómicron.
Todas las variantes evolucionaron independientemente, no una de otra.

Mientras que muchos piensan que otros coronavirus nacieron como epidemias y que luego se convirtieron en el «resfrío común» de hoy en día, no sabemos si esto llevó años, décadas o centurias.

Simplemente no sabemos la evolución a largo plazo del coronavirus.

En este sentido, un trío de virólogos publicó recientemente en Nature (2) una interesante teoría, en la que hablaban que que probablemente Ómicron haya surgido por azar, y que la evolución de un virus es simplemente impredecible. La próxima variante podría ser simplemente peor que la anterior.

Tercer mito: «Terminamos el programa de vacunación, por lo que no hay que esperar nada para volver a la normalidad.»

El Reino Unido tiene un alto nivel de vacunación, principalmente en ancianos y poblaciones vulnerables. Desafortunadamente la inmunidad de las vacunas cae en meses, principalmente contra la infección, pero también contra la enfermedad grave y muerte.

Los refuerzos ayudan. Alrededor de 1/3 de los mayores de 12 años no recibió su refuerzo, y ya se empezó una nueva vuelta de refuerzos en los mayores de 75 años y en los extremadamente vulnerables. La mayoría de los niños siguen sin vacunar.

A medida que la gente se vacuna, se infecta o ambos, el virus va a evolucionar para mejorar la transmisión, a través de una mejor evasión de la respuesta inmune. Esto quiere decir que las vacunas, contra una cepa «más vieja,» y la inmunidad, no nos van a proteger tanto, y mucha gente va a tener su segunda o tercera infección.

Deberíamos bajar la transmisión, con medidas de prevención, no solo con vacunas. El volver a los comportamientos normales, no nos va a retornar a la vida normal: va a generar más interrupciones, más enfermedad y más carga sobre el sistema de salud.

Deberíamos aprender a vivir con el Covid-19.

Deberíamos mejorar la salud pública. Deberíamos tener importantes mejoras en la infraestructura:

  • Mejorar la ventilación.
  • Purificar el aire.
  • Mejorar la esterilización.
  • Evitar las aglomeraciones.
  • Generar más espacios verdes.
  • Cambiar las prácticas de trabajo.

Además deberíamos disminuir la inequidad, mejorando los pagos por enfermedad y la salud de la población. Podemos hacerlo, pero deberíamos primero dejar de creer en estos mitos.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Pin It on Pinterest

Share This