La carrera ideal

por | 15, Nov, 2022 | Psicología

5 minutos de lectura

94 vistas

Las carreras, en sentido amplio, ofrecen ese lugar de depósito de las propias inseguridades, de aquello para lo cual aún no se está preparado, y como portadoras de un «poder hacer» con nuestro deseo.

 Hagamos un juego. ¿Ustedes saben lo que es el predictivo de Google?
– Sí. Es cuando te completa una búsqueda que estás haciendo cuando no terminaste de escribir
– Claro. Son las sugerencias más populares que aparecen apenas uno escribe una palabra clave. La pregunta es, ¿qué creen ustedes que aparezca como predictivo si pusiéramos «carreras que»? No hagan trampa, no se pongan a buscar, eh.

Un juego simple que se presta para conocer las preguntas que cada quien se hace en su foro íntimo -algunas serán expuestas en grupo, pero otras, seguramente, permanezcan reservadas- y que están bajo el manto de consultas populares.

En el cuento «El uno para el otro» de Hernán Casciari, uno de los personajes habla sobre el fenómeno Google y dice «Google es una herramienta increíble. Las personas acuden a él como hace mil años acudían a los brujos, o al oráculo… La gente hace las preguntas más inverosímiles, pero son también preguntas decisivas. El buscador es una especie de Dios personal que no juzga, que solamente ofrece respuestas aleatorias… Si tú pones en papel las búsquedas que hace una persona en un año, tendrás el verdadero diario íntimo de quien quieras. El diario íntimo que nadie se atrevería a escribir».

Para mí, una de las primeras, podría ser: carreras que sean cortas. – arriesga Leandro
– Ah, esa puede ser. Para mí hay un montón de chicos que buscan carreras cortas y que tengan buena salida laboral. Esa puede ser otra opción, ¿no?
– Carreras que tengan buena salida laboral… – agrega Ayelén.
– Carreras que se estudien a distancia –
interrumpe Maite que vive en un pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Registrar el imaginario popular, además de los planteos individuales, permite aproximarnos a explicaciones sociales y coyunturales que nos acerquen al universo adolescente. ¿En qué piensan? ¿Cómo imaginan el mundo adulto? ¿Cuáles son las dudas que no se atreven a preguntar? ¿De qué manera espían el futuro?


– La primera opción que nos arroja el buscador es «carreras que te permitan viajar”.
– les digo.
– Ay, sí, a mí me encantaría viajar. Recorrer el mundo, conocer lugares. Un trabajo que sea de eso, de viajar. –
sueña Martina.
La segunda es evitativa y seguro que más de uno comparte, carreras que no tengan matemáticas.
– ¡Sí, fundamental! ¡Sin matemáticas y algo bien cortito! –
Bromea Leandro que no pierde ocasión de dejar en claro lo poco que le gusta estudiar.
Y la tercera está relacionada con lo que dijo Ayelén sobre la salida laboral, pero expresada de una manera un poco más brusca. Carreras que te hacen millonario.
– ¿Así aparece?
– Sí, así. Literal

Una de los principales mecanismos del pensamiento juvenil es provocar un desplazamiento de aquellos atributos idealizados que gozaban la figura de los padres en la infancia hacia aquello que funcionará, en la juventud, como reparo y antesala al mundo adulto.

Las carreras, en sentido amplio, ofrecen ese lugar de depósito de las propias inseguridades, de aquello para lo cual aún no se está preparado, y como portadoras de un poder hacer con nuestro deseo. Es la carrera (cuál sea) la que permite –autoriza, habilita como un padre– viajar, o la que te hace –te define, te configura, te conduce, te otorga una identidad– millonario.


Estar en condiciones de asumir el protagonismo de la propia vida, tomar las riendas de nuestro destino y entender que toda idealización es de barro, es un proceso que lleva su tiempo (un tiempo subjetivo, no cronológico) y que muchas veces va a contramano de las urgencias sociales que padecen los adolescentes.

Como orientadores (padres, profesionales de la salud, docentes, etc.) no debemos perder de vista que allí tenemos los principales objetivos a trabajar con los jóvenes aspirantes al mundo adulto.

Sobre el autor

Marcos Tabossi

Marcos Tabossi

AUTOR

Lic. en Psicología, MP: 25.281 - Psicoanalista, docente y escritor. Orientador Vocacional en UNLu (Universidad Nacional de Luján) y en forma privada Coordinador de talleres, procesos grupos e individuales de Orientación vocacional.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This