Dejar de fumar: ¿a qué edad tiene más beneficios?

por | 8, Nov, 2022 | Pacientes

8 minutos de lectura

291 vistas

Un grupo de investigadores de los Estados Unidos analizó en más de 550.000 adultos, la relación entre ser fumador, dejar de fumar y la mortalidad, de acuerdo al género, la raza y la etnia (1). Lo revisamos en INFOMED. Por qué, cuanto antes se deja de fumar, es mejor.

PUNTOS CLAVE

  • Un grupo de investigadores de Estados Unidos analizó, en una población de más de 550.000 adultos norteamericanos con un seguimiento de 20 años, la relación entre ser fumador, dejar fumar, y la mortalidad, según la raza, la etnia y el sexo.

  • Entre hombres y mujeres de distintas razas y etnias, el ser un fumador actual se relacionó con una mortalidad por todas las causas, al menos 2 veces mayor, que las personas que nunca fumaron.

  • Para los individuos de raza blanca, la mortalidad asociada a ser fumador actual fue 3 veces mayor, que la de las personas que nunca fumaron.

  • El dejar de fumar, principalmente a una edad más joven (<45 años), se asoció con una reducción sustancial del riesgo de morir, al compararlo con los individuos que siguieron fumando.

  • Los individuos que dejaron de fumar antes de los 35 años, tuvieron un riesgo de morir prácticamente similar a los que nunca fumaron. Esto quiere decir, que cuánto antes se deja de fumar, mejor.

El fumar cigarrillos causa alrededor de 530.000 muertes por año en los Estados Unidos, principalmente por cáncer, enfermedad cardiovascular, y enfermedades respiratorias.

A pesar de que hay evidencia suficiente sobre los riesgos de fumar, y los beneficios de dejar de hacerlo, todavía hay 34 millones de adultos fumadores en los Estados Unidos.

El fumar es un factor de riesgo para morir en la población general, la evidencia acerca de la mortalidad en cada grupo demográfico en particular, es limitada. En cada grupo demográfico, el patrón de fumar y de dejar de fumar, varía.

Para responder a este último interrogante, un grupo de investigadores de la Sociedad Americana de Cáncer, Universidad de Oxford y de Malasia, llevó adelante un estudio en una gran población de los Estados Unidos.

El estudio

El objetivo fue cuantificar la asociación entre fumar, dejar de fumar y mortalidad, según la raza, la etnia y el género de los participantes.

Llevaron adelante un estudio prospectivo, a partir de la encuesta nacional de salud de los Estados Unidos (US National Health Interview Survey), con datos colectados por medio de cuestionarios, desde el año 1997, hasta el 2018 (20 años). Incluyeron a adultos de 25 a 84 años, al momento del reclutamiento.

Se evaluó si fumaban al momento del reclutamiento, la edad en que dejaron de fumar (si lo hicieron), y los años desde que dejaron de fumar.

El principal resultado medido fue la mortalidad por todas las causas, y por cáncer, enfermedad cardiovascular y enfermedad respiratoria baja. Se aplicaron distintos métodos estadísticos para analizar y poder comparar el peso de ser fumador (nunca, actual, exfumador), la raza, la etnia y el sexo.

Se consideró como nunca fumador a la persona que no llegó a fumar 100 cigarrillos en su vida.

Las edades a las que se dejó de fumar, en los que lo hicieron, se dividieron en <35, 35-44, y 45-54, 55-64 años. También se tuvo en cuenta el tiempo durante el que se dejó de fumar: 5-14, 15-24, 25-34 y ≥35 años.

Para poder comparar fumadores actuales y ex-fumadores, en relación con la raza y etnia, se resumió la edad a la que se dejó de fumar en 2 franjas: menos de 45 y 45-64 años. Además, el tiempo durante el que se dejó de fumar se resumió a 2 intervalos: 5-14 y 15 o más años.

Se tuvo en cuenta también, entre otras variables, el consumo de alcohol semanal, que fue más común entre los hombres, comparado con las mujeres, y en los hombres blancos.

Los resultados: ¿qué encontraron en este estudio?

Se incluyeron 551.388 participantes en el análisis principal. La edad media en el reclutamiento fue de 48.9 años. El 54.7% eran mujeres. El 64.5% reportó ser blanco no hispano, 15.8% hispano, 13.7% negro NO hispano, y el 6% no hispano de otra raza. 

La tasa de fumadores actuales varió del 9.7% (mujeres hispanas), hasta el 25.7% (hombres negros), y fue menos frecuentes en los individuos blancos. En general, entre los fumadores, los hombres empezaron antes que las mujeres a fumar, y una mayor cantidad de cigarrillos por día.

Entre los fumadores actuales, el consumo de cigarrillos por día fue menor entre los hispanos (10.3 a 12 cigarrillos por día, para mujeres y hombres, respectivamente), y mayor para los blancos no hispanos (16.5 y 20.2 cigarrillos por día, para las mujeres y los hombres, respectivamente).

Entre los ex-fumadores, la edad promedio en que dejaron de fumar fue a los 38 años (un poco más en los individuos de raza negra).

En total, hubo 74.870 muertes durante el período de seguimiento:

  • 49.1% fueron hombres, versus 50.9%, mujeres.
    • La mortalidad por todas las causas, para los fumadores actuales, versus los que NUNCA fumaron, fue 2.8 veces mayor (Rate Ratio, RR, razón de probabilidades 2.8):
      – Fue similar para ambos sexos.
      * Varió según la raza y la etnia:
      – Blancos no hispanos RR 3 (3 veces mayor riesgo).
      – Hispanos RR 2.01 (2 veces mayor riesgo).
      – Negros NO hispanos RR 3 (3 veces mayor riesgo).
      – No hispanos de otra etnia, RR 2.16 (2.16 veces mayor riesgo).
    • Al comparar a aquellos que dejaron de fumar antes de los 45 años, con los que nunca dejaron, la mortalidad de todas las causas fue:
      – 16% mayor (RR 1.16) para los Blancos no hispanos.
      – 5% mayor (RR 1.15) para los hispanos.
      – 11% mayor (RR 1.11) para los negros no hispanos.
      – 17% mayor (RR 1.17) para los hispanos de otras etnias.

Dejar de fumar antes de los 44 años se asoció con una reducción del exceso del riesgo de morir del 90%, y el hacerlo entre los 45-64 años, se asoció con una reducción del 66% en dicho parámetro.

El dejar de fumar se asoció con una reducción promedio del riesgo de morir del 80%, en comparación con los que siguieron fumando. Esta asociación se mantuvo para las distintas causas de muerte (cáncer, enfermedad cardiovascular y enfermedad respiratoria baja).

Los individuos que dejaron de fumar antes de los 35 años, tuvieron un riesgo de morir de cualquier causa similar a los que nunca fumaron (RR 1.03).

Las conclusiones: ¿qué nos deja este estudio?

Entre hombres y mujeres de distintas razas y etnias, el ser un fumador actual se relaciona con una mortalidad por todas las causas, al menos 2 veces mayor, que la persona que nunca fumó.

Para los individuos de raza blanca, la mortalidad asociada a ser fumador actual fue 3 veces mayor que la de las personas que nunca fumaron.

El dejar de fumar, principalmente a una edad más joven (<45 años), se asoció con una reducción sustancial del riesgo de morir, al compararlo con los individuos que siguieron fumando. Esto quiere decir, que cuánto antes se deja de fumar, mejor, que los individuos que dejaron de fumar antes de los 35 años, tuvieron un riesgo de morir prácticamente similar a los que nunca fumaron.

Sobre el autor

Ramiro Heredia

Ramiro Heredia

AUTOR

Médico especialista en Medicina Interna. MN 117882 – Egresado de la Universidad de Buenos Aires. Médico de Planta, División Urgencias – Hospital de Clínicas José de San Martín. Coordinador del módulo Clínico, Curso bienal de Emergentología – SAPUE.

Anuncian este espacio

Notas relacionadas

¿Buscás más contenido?

AUSPICIAN ESTE ESPACIO

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Pin It on Pinterest

Share This